La comunidad LGBTQ marchó en Serbia pese a prohibición del Gobierno

Miles de europeos de la comunidad LGBTQ desafiaron hoy la prohibición de manifestar y desfilaron por las calles de Belgrado con motivo del EuroPride -la Marcha del Orgullo europea- bajo protección policial, en un evento que terminó con unos 30 detenidos.

Grupos de extrema derecha amenazaban con organizar sus propias contramanifestaciones tras una serie de protestas contra la Marcha del Orgullo en la capital de Serbia.

Se suponía que la manifestación iba a ser el acto central del encuentro continental que se lleva a cabo cada año en una ciudad distinta, pero el Ministerio de Interior serbio anunció el martes la prohibición de la marcha, alegando motivos de seguridad.

Varios manifestantes citados por la agencia AFP dieron cuenta del estado de tensión en que se desarrolló la caminata y de las diferencias con otras ciudades.

La policía antidisturbios, desplegada en los alrededores de la manifestación, vivió momentos de tensión con grupos de contramanifestantes que exhibían cruces y otros signos religiosos.

Según la televisión N1, hubo choques entre la policía y los contramanifestantes, algunos de los cuales arrojaron bombas de humo a los agentes y dañaron varios vehículos.

Finalmente, el Ministerio del Interior indicó que fueron detenidas 31 personas y, aunque las autoridades no lo detallaron, varios de los arrestados fueron de los grupos de contramanifestantes.

La prohibición a la marcha había generado la crítica de organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos y la presión de 20 países para levantar esa decisión, así como de la Unión Europea (UE).

«La decisión del gobierno serbio de cancelar el EuroPride es una rendición vergonzosa y una aprobación implícita de la intolerancia y las amenazas de violencia ilegal», dijo el director del programa de derechos LGTB de Human Rights Watch, Greme Reid.

Unos 15 miembros del Parlamento Europeo habían anunciado que se unirían a la Marcha del Orgullo como gesto de solidaridad.

Los manifestantes finalmente recorrieron varios cientos de metros bajo la lluvia, entre el Consejo Constitucional y un parque cercano, un trayecto corto en comparación con la marcha inicialmente prevista.

Serbia es candidata desde hace una década a entrar a la UE, pero varios Estados miembros expresaron su preocupación a lo largo de los años por la situación de los derechos humanos en ese país.

Además de que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal y la homofobia sigue fuertemente arraigada, las marchas del Orgullo de 2001 y 2010 fueron atacadas por la extrema derecha.

Y el fin de semana pasado, miles de personas salieron a la calle de la capital serbia directamente para rechazar la marcha de este año.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s