Les quería vender una casa pero lo mataron a golpes y tiraron su cadáver a un descampado

Nahuel Acevedo fue asesinado en febrero de 2021, cuando se encontró con tres personas que estaban interesadas en la compra de un inmueble.

Nahuel Acevedo (34) fue asesinado el 10 de febrero de 2021, cuando se dirigió hasta su vivienda para ofrecerles a tres supuestos compradores un inmueble que tenía a la venta en Godoy Cruz. Desde el momento de su desaparición, efectivos de Seguridad comenzaron a realizar una búsqueda hasta que hallaron su cuerpo en un descampado de Luján de Cuyo. Finalmente, este miércoles fueron condenados a prisión perpetua los tres imputados por el homicidio.

Cerca de las 9 de este miércoles, la jueza técnica María Laura Guajardo dio lugar a los alegatos de clausura en el debate en el que 12 mendocinos debatieron sobre las responsabilidades penales que le caben a Marcelino «Quichín» Funes y a sus sobrinos Felipe Funes Villegas y Leandro «Ñaño» Luján por el homicidio de Nahuel Acevedo.

Para la defensa de los imputados, «estas personas estuvieron en el lugar del hecho» para observar el domicilio y las pertenencias y, de esta manera, poder robarlos. Bajo este contexto, buscaron que se califique el hecho como homicidio en ocasión de robo, una condena que bajaría considerablemente las penas (de 10 a 25 años de prisión).

«Parientes de Leandro dijeron que ‘El Quichín’, que sería Marcelino Funes, les endulzó la oreja para ir a trabajar, entendiéndose que era ir a robar», dijo la abogada de los detenidos.

Este relato de los familiares de uno de los imputados se vinculó con el aporte que realizó una fuente policial. La misma expresó que, al momento de detener a Felipe Funes Villegas y a Leandro «Ñaño» Luján, Funes le dijo: «Yo no me quiero comer este garrón, quien lo mató fue El Quichín».

Por los testimonios de ambos, los abogados defensores consideraron que «no iban con la intención de matar». «Fueron a las 4 de la tarde, a plena luz del día y sin armas. Esto nos hace pensar que la interpretación del hecho es que iban directamente a robarle a Nahuel Acevedo y, ese plan del que tanto se habla, fracasó».

Al final de los alegatos de cierre, la jueza Guajardo dio lugar a las palabras de los imputados, quienes expresaron que «eran inocentes» por la muerte de Acevedo. «Le queremos pedir disculpas a la familia, nosotros somos inocentes. Fuimos a robar y nunca matamos», indicó Marcelino «Quichín» Funes.

De la misma manera, Felipe Funes Villegas se paró de la silla y afirmó: «Pedimos disculpa a la familia, de corazón. Nosotros nunca matamos, somos inocentes. Yo sé que no hay disculpa pero bueno, es lo que podemos decir».

Tras realizar la instrucción correspondiente, el grupo de jurados comenzó a debatir la culpabilidad de los imputados y la jueza les otorgó prisión perpetua.

MDZOL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s