El colegio que le negó la matrícula a niños con discapacidad anunció su cierre definitivo

Las autoridades del Colegio Magno del partido bonaerense de Pilar, que hace un mes dejaron sin vacantes a ocho alumnos con discapacidad, informaron hoy el cierre de la institución «a partir de la finalización del Ciclo Lectivo 2022», anuncio que las familias recibieron como «un shock muy grande» a pocas semanas de que termine el año escolar.

«En el día de hoy presentamos a la Subsecretaría de Educación de la Dirección General de Cultura y Educación (bonaerense) la notificación que les adjuntamos, en la cual solicitamos la baja de la matrícula del colegio y anunciamos el cierre del mismo a partir de la finalización del Ciclo Lectivo 2022», indicó la escuela a través de un comunicado que enviaron a los familiares y al que accedió Télam.

Sobre esta decisión, Pablo Basz, padre de Emanuel -uno de los ocho chicos damnificados por la decisión de no renovarles su matrícula- expresó a esta agencia su «sorpresa» y «tristeza» por la decisión de las autoridades de la escuela.

«Estábamos focalizados en que nuestro hijo pudiera seguir en la escuela, que recapacitaran. No esperábamos una decisión tan tajante como cerrar la escuela que trasciende el caso de nuestros hijos», explicó Basz.

En ese sentido, señaló que «esto es como si a uno le venden un auto fallado, reclamás que te lo arreglen, y algunos organismos del Estado te acompañan en el pedido, pero la empresa -como respuesta- decide cerrar la fábrica. Es muy sorprendente».

En tanto, Paula, madre de una alumna de cuarto grado, dijo a Télam que la noticia la recibieron por mail ayer a las siete de la tarde.

«Fue un shock muy grande, creo que como familia aún estamos intentando procesar la información», dijo angustiada, y aseguró que todavía no pueden «encontrarle sentido. Es injusto para toda la comunidad».

Y cuestionó: «¿Cómo es posible que a pocas semanas de terminar el ciclo lectivo se cierre una institución dejando a más de 500 niños sin escuela, a los docentes y al personal que hace años trabaja en la escuela?».

De acuerdo a lo planteado por las autoridades, el cierre definitivo «no tiene que ver con las numerosas dificultades que encontramos a lo largo del camino, sino con una nueva intervención de la Dirección General de Cultura y Educación, que desde hace un tiempo ha dado muestras de no acompañar nuestro plan».

Es que los directivos del Magno no solo dejaron sin matrícula a alumnos con discapacidad, sino que también desoyeron las normativas vigentes sanitarias y educativas durante la pandemia de coronavirus al abrir el colegio pese a la prohibición que regía por la situación epidemiológica durante los primeros meses del año 2021.

«La decisión resulta muy dolorosa por las implicancias que tendrá en nuestra comunidad, tanto en los alumnos, que siempre fueron el centro de todas nuestras acciones, como sus padres, y especialmente los docentes y empleados, quienes en todo momento estuvieron dispuestos a perfeccionarse, aprender, enseñar y dar lo mejor de ellos mismos, superando -cada vez- nuestras expectativas», indicaron en el comunicado.

Las autoridades del colegio enumeraron diez puntos en los que intentaron dar una explicación por la decisión adoptada, y afirmaron que «había tres factores (matriculación, prohibición e inviabilidad) que ponían en riesgo la continuidad de nuestro proyecto educativo».

«La razón determinante de la solicitud de baja de la matrícula fue la conclusión a la que arribamos sobre la inviabilidad de este proyecto frente a la reiterada interferencia de las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación», apuntaron las autoridades del colegio.

Y agregaron que «siempre» respetaron a las autoridades superiores del Estado, «nunca hemos aceptado que se nos impida hacer lo que la ley no prohíbe ni se nos obligue a hacer lo que la ley no manda».

«Como intentamos trasladar a nuestra propuesta educativa esa firmeza en la defensa de todos los ámbitos de libertad, mal podríamos, nosotros mismos, dejar de ser consecuentes con esta convicción», aseguraron.

Desde el establecimiento también apuntaron que fueron advertidos sobre la posibilidad de causas penales por implementar un plan de doble escolaridad en 2021, y hubo una medida cautelar de la cartera educativa provincial.

«Dada la animosidad creciente y el nivel de progresiva intromisión en nuestras decisiones, resulta más que claro que un Colegio como Magno College no es bienvenido en el sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires», concluyeron en la nota enviada a los familiares.

Sobre estos argumentos, Basz planteó que «es una cosa muy extraña que nos llama la atención, nos sorprende. Parecería que para la provincia esta escuela no es bienvenida».

También, el hombre agregó que «papás y mamás estamos intentando procesar la novedad y, sobre todo, entender mejor cuál es la capacidad que tiene la escuela de un día para el otro de tomar esa decisión a semanas de que termine el año lectivo».

«Vamos a averiguar si no habrá algún tipo de resorte normativo que frene la decisión de la escuela o que al menos la postergue durante un tiempo», señaló.

«Es un momento de tanta preocupación, sorpresa, bronca y tristeza», explicó Basz, y contó que entre las familias hay «un clima de que se confirme si el colegio cierra para empezar a buscar otras escuelas».

Ante la incertidumbre, las familias decidieron convocar a una reunión para la comunidad del Colegio Magno el próximo jueves a las 7.30 en la puerta del establecimiento.

«Padres, alumnos, docentes y no docentes nos juntamos para seguir siendo la gran familia Magno», difundieron.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s