Un muchacho murió electrocutado mientras jugaba al fútbol con unos amigos

Un pelotazo dejó los cables tendidos en el alambrado y Darío Monzón lo tocó por error. A pesar de que lo trasladaron al hospital, murió en el camino.

Un joven de 23 años murió como consecuencia de una descarga eléctrica durante un partido de fútbol en localidad de Barranqueras, Chaco.

Darío Monzón fue trasladado en un remis hasta el Hospital Perrando, pero al llegar al centro de salud ya no estaba con vida. La Policía se acercó hasta el centro de salud para hablar con la dueña de la cancha y la madrastra de la víctima para saber qué había sucedido. Allí su mamá contó lo ocurrido y efectivos de la policía le tomaron testimonio.

Tal como explicó la mamá de la víctima, en el fondo de su casa tiene una cancha de fútbol 5, donde estaban jugado su hijastro y un grupo de amigos. En ese momento, un pelotazo a la conexión eléctrica de las luces hizo que los cables quedaron tendidos sobre el alambre perimetral de la cancha. Esto provocó que el chico, al tocar alambrado, recibiera una descarga.

En tanto, la Fiscalía dispuso que el cuerpo del joven sea trasladado al Instituto de Medicina y Ciencias Forenses para su autopsia. También se determinó que el Gabinete Científico realice las pericias del caso y que una cuadrilla de SECHEEP se dirija al lugar para realizar el corte de energía.

Un operario sufrió una descarga eléctrica mientras trabajaba y su mano explotó: “Creíamos que estaba muerto”

Un dramático episodio sucedió en San Juan cuando un hombre realizaba una conexión subido a un poste de la ciudad sanjuanina de Rivadavia y recibió una descarga eléctrica. Producto del estallido, su mano explotó.

Uno de sus compañeros que trabajaba en la vereda al momento del accidente vio la explosión y pensó que había muerto. Minutos después, el operario reaccionó y comenzaron las tareas para ayudarlo a bajar.

La víctima, de nombre Daniel, estaba subido a un poste haciendo una conexión telefónica cuando algo falló y recibió la descarga.

Como contaba con los elementos de seguridad, quedó colgado de un arnés. “Se escuchó la explosión y quedó tendido para atrás. Primero tiritaba y después ya no hacía más nada. Nosotros lo mirábamos desde abajo y creíamos que ya estaba muerto”, relató su compañero en diálogo con Diario de Cuyo.

Pero como a los cinco o 10 minutos de la nada reaccionó. Fue terrible ver eso, como que quería gritar, pedía ayuda para que lo bajaran pero a la vez como que quería seguir trabajando, estaba como perdido, fue muy desesperante ver eso”, agregó Víctor.

En ese sentido, detalló que lo que más lo impresionó fue ver la explosión en su mano desde abajo: “Se le explotó, perdió todos los dedos pero lo bueno fue que no le salía tanta sangre porque sino se desangraba”. “No sé si voy a poder dormir esta noche después de todo lo que vi”, reconoció Víctor angustiado.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s