Horror: estaba embarazada, la violaron salvajemente y murió desangrada

Cuatro años atrás, Ariel Norberto García asesinó con estremecedora brutalidad a Carolina Medina, una mujer de 25 años que estaba embarazada de ocho meses y era mamá de dos chicos.

El crimen ocurrió en 2018 dentro de la habitación de un hotel alojamiento en Florencio Varela. Allí, García violó con una botella rota a Carolina hasta dejarla inconsciente. Murió desangrada y perdió al bebé que estaba esperando.

En marzo de 2022, condenaron a García a prisión perpetua por el femicidio de Carolina Medina. El agresor fue declarado culpable de una serie de delitos estremecedores: abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte, homicidio triplemente agravado y aborto por la muerte del bebé que gestaba la víctima.

El femicidio de Carolina Medina

El crimen de Carolina sucedió el 13 de octubre de 2018 en el hotel alojamiento “Susurros”, ubicado en la calle Humaitá al 2100, entre Storni y Remedios de Escalada, en Florencio Varela.

García escapó del albergue transitorio en un auto a toda velocidad, a contramano y llevándose por delante la barrera del estacionamiento, según lo que dice la investigación. Las cámaras de seguridad captaron la escena, que fueron importantes para obtener la patente del vehículo e identificarlo.

Durante el juicio, uno de los empleados del hotel contó que lo vio escaparse y que tenía las manos ensangrentadas. Mientras el asesino huía, los empleados del lugar se dirigieron hasta la habitación donde estaba con la mujer y se encontraron con una escena de terror: Carolina estaba muerta sobre un charco de sangre en la cama.

La pareja de Carolina Medina se enteró del crimen cuando fue a denunciar su desaparición

La víctima recién pudo ser identificada dos días después cuando su pareja, Alfredo Humberto Roldán, se acercó a una comisaría de Varela para hacer la denuncia sobre la desaparición de la mujer.

Después de que el hombre contara que su pareja tenía un embarazo avanzado y que no la veía desde las 2 de la madrugada del sábado anterior, los policías lo contactaron con los investigadores del homicidio en el hotel alojamiento “Susurros”.

Roldán fue trasladado a la morgue judicial y allí se enteró de que la joven que murió de una hemorragia en el hotel era su pareja. Además le contaron que el bebé que esperaba, Nazareno, también había fallecido.

Ese mismo día, detectives del caso encontraron al femicida y lo detuvieron. García estaba escondido en la casa de una mujer que había sido su pareja y quien lo terminó entregando fue su papá.

Los otros crímenes que cometió el femicida

Después de la detención de Ariel Norberto García por el femicidio de Carolina Medina, la Justicia descubrió que también cometió otros dos crímenes: el de Natalia Soltelo y el de Silvina Miño.

Sotelo fue asesinada el 29 de noviembre de 2010 en la casa de García de Quilmes. Él declaró que la chica le había querido robar y utilizó un destornillador para darle tres puntazos. Al igual que Carolina, Natalia murió desangrada. En su momento, la Justicia lo trató como una legítima defensa y el hombre quedó en libertad.

Por su parte, Silvina Miño desapareció en enero de 2017. La mujer se tomó un remís hasta la casa de García y juntos se fueron a una fiesta. Luego, pasaron por un hotel alojamiento y él regresó a su casa -según su relato-. En el camino, dijo que la dejó en la parada del colectivo. Los investigadores lo tomaron como principal sospechoso, pero no pudieron acusarlo. En tiempo pasó y Silvina nunca apareció.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s