Rosario alcanza los 201 homicidios en 2022

Una mujer de 27 años y un hombre de 49 fueron asesinados a balazos en un lapso menor a cinco horas, mientras que otras seis personas quedaron heridas en balaceras ocurridas en distintos barrios de la ciudad de Rosario, con lo que ya suman 201 los homicidios registrados en lo que va de 2022, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La cifra de fallecidos hasta hoy supera a los 165 homicidios registrados para septiembre de de 2013, año en el que se registró el número más alto de la última década en esa ciudad santafesina, según los datos oficiales del Observatorio de Seguridad provincial.

El primero de los hechos se registró alrededor de las 16.30 de ayer en French y San Gerónimo, del barrio Industrial, ubicado en la zona noroeste de Rosario, consignaron a Télam los voceros.

Según las primeras averiguaciones de los pesquisas, una joven identificada como Mara Silveira caminaba por la vía pública cuando varios hombres pasaron a los tiros a bordo de una camioneta Ford EcoSport color bordó.

La joven fue alcanzada por varios impactos de bala y sufrió heridas, por lo que fue trasladada por vecinos al hospital de Emergencias, donde los médicos constataron que presentaba múltiples lesiones y la ingresaron de urgencia al quirófano, aunque falleció alrededor de las 19.

El segundo de los ataque se registró alrededor de las 20.50 en las calles Larrea y Esquiú, del barrio Empalme Graneros, ubicado en la zona norte de Rosario y muy cerca del barrio donde se produjo el primer homicidio.

En ese lugar fue hallado herido de gravedad un hombre identificado como Walter Osvaldo Fracchia (49), quien fue alcanzado por disparos de arma de fuego efectuados por personas aún no identificadas que también pasaron a los tiros y balearon varios domicilios, entre ellos el que se encontraba la víctima.

El hombre sufrió lesiones y fue trasladado al hospital zonal Alberdi por médicos del Servicio Público de Emergencias (Sies), aunque llegó fallecido debido a tres heridas de arma de fuego en distintas partes de su cuerpo, añadieron los voceros.

Ambos cadáveres fueron trasladados al Instituto Médico Legal de la Policía de Rosario para la autopsia de rigor.

Por la mecánica de los ataques, que se sucedieron en un lapso inferior a cinco horas, los investigadores apuntan a crímenes ejecutados por sicarios de bandas narcocriminales que operan en los barrios de la periferia de Rosario.

Ambos hechos son investigados por el fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Gastón Ávila, quien ordenó una serie de medidas, entre ellas el secuestro de las cámaras de seguridad de ambas zonas con el fin de determinar la mecánica de los mismos e identificar a los atacantes.

También ayer, en distintos barrios de Rosario, se registraron otras tres balaceras en las que seis personas resultaron heridas.

Una de ellas ocurrió cerca de las 19 en Génova al 1600, del barrio Arroyito, ubicado en la zona norte de Rosario, donde un empleado de un kiosco y una mujer que realizaba compras en una carnicería recibieron balazos disparados por dos personas que se movilizaban en una moto y abrieron fuego.

Según la investigación, uno de los atacantes se bajó de la moto e ingresó al kiosco con intenciones de robo, tras lo cual abrió fuego primero contra el empleado -herido en una de sus manos- y luego contra la fachada de comercios linderos, entre ellos una carnicería, donde baleada en el abdomen una mujer mayor, consignaron a Télam los informantes.

La segunda balacera se registró alrededor de las 20.30 en el Pasaje 525 al 600 de la zona sur de Rosario, cuando dos atacantes que se movilizaban en una moto abrieron fuego a su paso por esa cuadra e hirieron a una mujer de 43 años y a una joven de 23 embarazada, que estaban en la vereda.

Finalmente, en el tercer ataque, ocurrido cerca de las 22 de anoche sobre la calle Esquiú al 5900, del barrio Empalme Graneros, fue baleado un joven de 19 años que atendía un kiosco y un adolescente de 14 que compraba, al ser alcanzados por tiros disparados por dos personas armadas que se movilizaban en una moto.

El Jefe de la Policía de Santa Fe, Miguel Angel Oliva, admitió hoy en declaraciones radiales que observa «una escalada muy grande de violencia».

«Lamentablemente todavía vamos un paso atrás», consideró el jefe policial que asumió sus funciones el mes pasado y, según dijo, se encontró con «una policía un poquito golpeada», a la que ya ha comenzado a reestructurar.

Con los crímenes de Silveira y Fracchia, ascienden a 201 los homicidios registrados en lo que va de 2022 en el Departamento Rosario, la cifra más alta de la última década, ya que la anterior fue en 2013, cuando para septiembre se habían cometido 165 asesinatos y 271 al cierre de ese año.

Según datos oficiales del Observatorio de Seguridad provincial, el 90 por ciento de los crímenes registrados en Rosario hasta ahora fueron ejecutados con armas de fuego y un 77 por ciento tenía una planificación previa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s