La mujer del gendarme acusado de violar a la hijastra de 7 años dijo que la denunciante lo quiso extorsionar

La madre de la nena abusada sigue defendiendo a su pareja: dijo que la denunciante los extorsionó y negó que la niña que aparece en las imágenes aportadas a la Justicia sea su hija.

El aberrante caso del gendarme que abusó de su hijastra de 7 años sigue conmoviendo a la provincia de Salta y suma, día a día, nuevas aristas. Mientras que tanto el presunto pedófilo como la madre de la víctima permanecen detenidos, una contradenuncia de presunta extorsión salió a la luz.

Según publicó El Tribuno, la mamá de la nena volvió a defender al gendarme (su pareja) y aseguró que fue víctima de una extorsión por parte de la trabajadora sexual que hizo la denuncia que derivó en sus detenciones. Según la mujer, esta última amenazó al acusado, quien había contratado un servicio de “sexting” que ella ofrecía, de “escracharlo” si no le pagaba una suma de dinero.

Esta versión fue aportada por la defensa oficial de la pareja, pero fue desestimada por el primer fiscal de la causa, Eduardo Villalba. El funcionario judicial justificó su decisión en base a la indiferencia que habría observado la trabajadora sexual de parte de la madre de la víctima al conocer los hechos. Al mismo tiempo, cuando pidió saber cuál sería el motivo de la extorsión (ya que la denuncia fue asentada de todos modos), el mismo no fue aclarado durante la audiencia.

Por otro lado, la madre de la menor, a su vez, negó que la niña que aparece en las imágenes de los mensajes enviados por el acusado (los cuales fueron aportados a la Justicia mediante capturas de pantalla realizadas por la denunciante) se tratara de su hija, cuando en realidad, según indicó Villalba, sí lo era.

El juez Julio Bavio, por su parte, convalidó la decisión del fiscal y dispuso que la pareja continúe detenida.

En la misma audiencia, Villalba repasó las pruebas que reunió para solicitar la detención del gendarme el sábado pasado por la mañana, entre ellas la confirmación de que la línea telefónica mediante la cual contactaron a la trabajadora sexual pertenecía al gendarme. A su vez, comprobó que la foto de la niña que habría sido enviada por ese teléfono a la denunciante fueron enviadas por “un sistema de WhatsApp que se eliminan”, pero que esta última registró mediante capturas de pantalla realizadas con su celular.

Tras la exposición de Villalba, se decidió que el caso (en el que se investiga un presunto abuso agravado) pase al fuero provincial, por descartarse un posible caso de trata de personas. La fiscal Lorena Martínez quedó a cargo.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s