Horror: gendarme violó a su hijastra de 7 años delante de una prostituta

El caso salió a la luz por un chat con una trabajadora sexual de Buenos Aires. El depravado le pedía a la mujer que observara mientras él violaba a la pequeña.

El relato del caso es escalofriante y se conoció mediante chats que el sujeto le envió a una trabajadora sexual que reside en Buenos Aires. Allí contaba con lujos de detalles las prácticas horrendas a las que sometía a una chiquita de 7 años, hija de su pareja, para que le practique sexo oral y manual. Todo comenzó cuando el sujeto, un gendarme en actividad, estudiante de abogacía, oriundo de Buenos Aires con revista en el Escuadrón 54 de Aguaray, se contactó, vía chats, con una trabajadora sexual que vende contenidos eróticos y que reside en esa misma provincia, previo depósito de $8.000. Si bien en las primeras comunicaciones la trabajadora acepta la propuesta y le exige al sujeto que antes de comenzar la sesión le deposite la suma acordada, la negociación se demora cuando el gendarme le indica a la trabajadora sexual que pagaría el doble «por una fantasía».

«Estoy con una nena de 7 años», le escribe el depravado después de describirle con toda crudeza lo que hasta ese momento le obligó a la nena a hacerle, aún antes de la sesión erótica que estaba por abonar. El sujeto (identificado solo con las iniciales T.V. a los efectos de preservar la identidad de la pequeña) propone que mientras la trabajadora sexual hace la videollamada, él violaría a la nenita. «¿Aceptas o no?», le pregunta a la mujer que a esas alturas recién se da cuenta de que no se trataba de una fantasía erótica de las tantas que debe ver y escuchar en su día a día, sino que el sujeto efectivamente estaba con la nena a la que iba a violar.

Los chats a un periodista

Ante la premura y lo espantoso de la situación, la trabajadora sexual buscó datos del sujeto hasta que dio con su perfil en las redes sociales donde aparece junto a la nena en cuestión y a otros menores, al parecer hijos de la pareja. Allí supo que se trataba de un gendarme en actividad en el norte de Salta.

La trabajadora sexual envió entonces un mensaje a la madre de la menor y la respuesta habría sido aún más angustiante y desesperante: «Cuando me di cuenta de lo que realmente estaba sucediendo con este tipo, me contacté con la mamá de la nena y la mujer lo único que me pidió fue que no lo escrache ni lo denuncie», aseguró. Eso es lo que la trabajadora sexual K.F. desde Buenos Aires momentos más tarde le relató a un periodista de Tartagal. La mujer en estado de desesperación le pidió ayuda para que la prensa del norte de la provincia haga algo para salvar a la nena, tanto del depravado como de su propia madre, quien al parecer consentía las aberraciones que el gendarme cometía con la chiquita.

En el chat con el periodista, la mujer desde Buenos Aires pide también protección para ella por haber expuesto un caso de tanta gravedad y por tratarse de un gendarme. En su diálogo con el periodista la mujer relata que «le dije a la mujer que como madre que soy, le pedía por favor que proteja a la nena de este degenerado y lo único que me pidió es que no lo vaya a denunciar y no cuente nada, ni lo escrache en las redes sociales. Aparte de comunicarme con usted (le dice al periodista de Tartagal vía WhatsApp) también hablé a la Gendarmería en Salta (Capital) para avisar lo que está sucediendo porque es espantoso» relató.

«En la charla que estábamos teniendo para arreglar la tarifa y mientras me decía cosas horribles en relación a la nenita y todo lo que él le iba a hacer a la chiquita, traté por todos los medios de que me mande una foto suya, pero se negó. Solo me mandó una foto de la nena para que yo viera cómo quedó después de todo lo que este tipo la sometía», refiere profundamente conmovida la trabajadora sexual. Ante la gravedad del caso, y también temiendo por su seguridad, el periodista se comunicó con editores de El Tribuno y compartió los chats entre la trabajadora sexual y el depravado.

Posteriormente, y entendiendo que la primicia de una información queda relevada por el interés superior del derecho de los niños, este medio se contactó con el fiscal federal Eduardo Villalba, quien después de una investigación de algunas horas -todo se conoció el sábado alrededor de las 17- pidió la detención del gendarme T.V., quien presta servicios en Aguaray, aunque se desconoce si reside en esa localidad o en Tartagal. Las actuaciones fueron giradas al juez federal Julio Leonardo Bavio, quien ordenó su detención y una profunda investigación de los hechos. Mientras tanto, y pese a darse dentro de un ámbito de una fuerza federal, el caso también llegó a la Justicia provincial al tratarse de un abuso sexual contra una niña de 7 años, con el agravante de la guarda, la convivencia y los vínculos.

También detuvieron a la madre

La pareja del depravado y madre de la menor también quedó detenida tras las actuaciones de ayer, de acuerdo a lo informado desde la Fiscalía Federal. Según trascendió, se trataría de una docente de nivel inicial, lo que le da aún más dramatismo a este horrendo caso de pedofilia denunciado por una trabajadora sexual radicada en Buenos Aires, quien antepuso la integridad de una nena que no conocía, a su propio interés económico. 
La identidad de todos los involucrados está en poder del fiscal federal Eduardo Villalba, quien pidió la detención de T.V. El juez Leonardo Bavio ordenó la detención a través del propio Escuadrón 54, orden que fue cumplida en las primeras horas de ayer, luego de dos allanamientos a domicilios particulares donde se secuestraron celulares y computadoras.
El gendarme, de unos 35 años de edad, ya habría sido trasladado hacia la capital provincial 

Paso a paso

Secuestros y allanamientos: Se allanaron dos domicilios particulares de donde se secuestraron celulares y computadoras como elementos de prueba.

Justicia  provincial: No se descarta ninguna hipótesis en torno al caso y también trabaja en la investigación la fiscal provincial Lorena Martínez. Analizan la competencia.

Abuso sexual agravado: El caso se encuadra dentro de un abuso sexual con varios agravantes, pero que no resulta un delito a tratar dentro del fuero federal.

Federal  o provincial: La cuestión de la competencia federal o provincial se definirá el lunes. La nena ya fue revisada por un médico legal y se esperan resultados.

El Tribuno

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s