Una de las atropelladas en teatro mendocino sigue grave

El fiscal mendocino Jorge Calle espera recibir en las próximas horas el resultado de las pericias realizadas sobre el automóvil Volkswagen Virtus para definir la imputación contra el hombre de 62 años que, a bordo de ese vehículo, embistió el domingo a la noche contra el frente del Teatro Plaza de la localidad de Godoy Cruz y causó heridas a 23 personas, una de las cuales continúa internada con asistencia respiratoria mecánica y «con pronóstico reservado».

«Los resultados preliminares de las pericias que recibí arrojó que el conductor no tenía alcohol en sangre», indicó el fiscal y aclaró que, además de aguardar los resultados del informe que los peritos realizaron sobre el automóvil para determinar la mecánica del hecho, «aún no se le tomó indagatoria» a Eduardo Díaz, que estaba al volante.

Sobre Díaz, el fiscal dijo que se trata de «una persona discapacitada, tiene problemas de movilidad y necesita de un andador para caminar, tiene un problema motriz» y agregó que «el automóvil no estaba adaptado para su condición, es un automóvil con caja automática».

Aunque todavía no definió la imputación, el fiscal sostuvo que «se trata de un delito imprudente, culposo, es lo que prevé el Código Penal para situaciones creadas por riesgo propio de la conducción de un vehículo automotor, en estos casos -en términos generales- se aplica el delito de dolo eventual».

«Pero éste es un caso de excepción – aclaró Calle-, acá estamos hablando de un delito imprudente, de lesiones graves, en una cantidad de hechos que se deberá determinar de acuerdo al Cuerpo Médico Forense (CMF) sobre la veintena o más de personas lesionadas».

Sobre la situación de las personas derivadas en estado de mayor gravedad al Hospital Central, se informó esta mañana que Gabriela Rodríguez, de 27 años, «continúa en la unidad de cuidados intensivos, con asistencia respiratoria mecánica bajo sedación profunda y analgesia, con pronóstico reservado».

En tanto, el parte médico indicó que Lidia Poloma, de 75 años, presenta «regular estado general y se encuentra es una sala común», con seguimiento por traumatismo facial y ocular, mientras que Alejandra Córdoba, de 59 años, evoluciona satisfactoriamente y está en tratamiento por parte del el servicio de cirugía de tórax.

El siniestro vial ocurrió el domingo a la noche al término de la función de la obra «Dos locas de remate» protagonizada por las actrices Soledad Silveyra y Verónica Llinás y cuando el público salía del teatro.

Por razones que todavía se están investigando, el conductor del Volkswagen Virtus perdió el control del vehículo, subió a la vereda y terminó colisionando contra la fachada del Teatro Plaza.

«No lo hice a propósito, no lo hice a propósito», exclamó el hombre, según narró Llinás que presenció la situación porque estaba junto a Silveyra en el hall del teatro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s