#HORROR | UNA MUJER LE ABRIÓ LA PANZA CON UN CUCHILLO Y ASESINÓ A UNA EMBARAZADA PARA ROBARLE EL BEBÉ

Lugareños de la vereda de Chacua, en Soacha, Colombia, no podían creer lo que estaban viendo. La escena era confusa, pero sobre todo macabra. Autoridades revelan cómo ocurrió el homicidio.

Como si fuera sacado de una película de terror. Así es el caso Sandra Johana Álvarez Solano, una habitante de calle que fue asesinada por otra mujer y todo por robarle al bebé que llevaba en su vientre; un homicidio que ha conmocionado no solo a Soacha, donde se produjo este aberrante hecho, sino también al resto del país.

Sandra Johana Álvarez Solano

Era la 1 de la tarde del día sábado 09 de abril de 2022 cuando a la central de Policía de Soacha llegó una llamada que tenía que ver con el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer en la vereda Chacua, jurisdicción del municipio de Soacha; los detalles quedaron plasmados en un minucioso informe de las autoridades.

La conmoción no solo fue para los testigos que habían presenciado la macabra escena, sino también para los uniformados que se desplazaron hasta el lugar, pues el hecho encendió las alarmas de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación por la gravedad de las lesiones que presentaba el cuerpo de la víctima.  Pocas veces habían visto algo tan escabroso: la mujer tenía una herida con arma corto punzante que se extendía a lo largo de su vientre y sus órganos estaban expuestos.  La persona que había cometido este crimen, sin duda, lo habría llevado a cabo a sangre fría.

En la escena, además, encontraron varias prendas de vestir totalmente cubiertas de sangre. Uniformados de la Seccional de Investigación Criminal  Soacha y funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) no tenían claridad de qué estaban enfrentando.

Así que iniciaron labores investigativas para dar con los responsables de este macabro hecho, y lograron recolectar varias entrevistas y material fílmico para seguir los rastros de la persona que cometió el crimen.

Encontraron un video en el que se observaba a una mujer que se desplazaba cerca al lugar con actitud sospechosa,  según las autoridades.

La mujer llevaba consigo un bebe de brazos, todo parecía que trataba de huir de algo. En la grabación, la sospechosa va acompañada de un hombre en moto que la sigue a paso lento. Esto generó más alerta entre los investigadores, quienes rápidamente, iniciaron la búsqueda en centros asistenciales de cualquier persona que hubiese ingresado en compañía de un bebe recién nacido.

Transcurrieron los días y  la Policía Nacional recibe la llamada de un centro médico, donde informan que una mujer había llegado con un bebe recién nacido, manifestando que inició labores de parto pero no logró llegar a un hospital, por lo cual, su hijo nació en su casa.

En ese momento, los médicos ingresaron a la supuesta mamá con su bebé  e iniciaron una serie de exámenes para ambas personas. Un hecho llamó la atención del equipo de los galenos que se encontraban allí: la paciente no presentaba la características físicas y la carga hormonal de una mujer en estado de gestación reciente, por lo cual, llamaron de inmediato a la Policía.

Confusas versiones

Al llegar al centro médico, uniformados se encontraron con una joven de 23 años de edad que tenía una actitud sospechosa y nerviosa, lo que alertó a las autoridades.

Al indagar sobre su supuesto embarazo, la mujer, de acuerdo con el reporte, entregó versiones confusas y no tenía claridad de cómo explicar por qué no tenía las características físicas en su cuerpo que debería presentar tras haber supuestamente haber tenido a su bebé.

Lo curioso del caso fue que policías se contactaron con familiares de la sospechosa, quienes afirmaron que efectivamente ella estaba embarazada, pero sorpresivamente desapareció y luego llegó con el bebé en sus brazos, afirmando que el nacimiento ocurrió de la nada, y por eso la llevaron al hospital.

Las autoridades no solo se fijaron en las inconsistencias de las versiones de la mujer, sino además en que la sospechosa tenía unas características similares a las de la persona que se ve caminando a altas horas de la noche con un bebé recién nacido.

Acorralada por las indagaciones de los uniformados, esta persona contó en detalles el macabro hecho que había cometido.

Señaló que estuvo en embarazo, pero tres meses después sufrió un aborto espontáneo, y desde ese momento empezó a crear un plan para ser madre, por eso, continuó fingiendo su gestación. Mientras esto ocurría, la responsable intentó ganarse la confianza de Sandra Johana Álvarez Solano, la habitante de calle que se encontraba en estado de embarazo y quien al parecer  sufría de adicciones a estupefacientes.

La mujer se encontraba en la semana 37 de gestación cuando ocurrió el macabro hecho, pues la capturada, con al parecer ayuda de otras personas, invitaron a la mujer a consumir sustancias psicoactivas, logrando que perdiera el sentido para ejecutar el delito y fue así como acabó con la vida de la víctima.

La señalada fue capturada y dejada a disposición de autoridad competente, donde aceptó los cargos y fue cobijada con medida de aseguramiento en centro carcelario. Las autoridades informaron que la mujer tiene antecedentes por los delitos de homicidio y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y al momento de los hechos se encontraba con medida domiciliaria por el delito de homicidio.

Mientras tanto, el Instituto Nacional de Bienestar Familiar asumió la custodia del recién nacido, que se encuentra en buen estado de salud.

El Heraldo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s