#ESCÁNDALO | DESCONFIÓ DE SU MARIDO, LO SIGUIÓ HASTA MISIONES Y DESCUBRIÓ QUE LA ENGAÑABA CON SU SOBRINA

La mujer fue hasta Cataratas del Iguazú intentando confirmar sus temores. Se alojó en el mismo hotel que la pareja y luego enfrentó a su esposo.

Una mujer de la provincia de Buenos Aires recorrió una gran cantidad de kilómetros vigilando a su pareja para confirmar las sospechas que tenía: él le era infiel.

Grande fue su sorpresa al comprobar no sólo eso sino que además, la otra mujer con la que estaba saliendo su esposo era nada menos que su sobrina.

EL MARIDO LA ENGAÑABA CON LA SOBRINA

Todo comenzó, según cuenta el sitio Misiones On Line, cuando empleados de un lujoso hotel de Cataratas del Iguazú observaron a una de las mujeres que se alojaba en el lugar llorando desconsolada en uno de los espacios comunes.

Cuando intentaron consolarla ella relató todo lo que había pasado: viajó desde Buenos Aires porque tenía la sospecha de que su marido era infiel, algo que finalmente comprobó puesto que él y su pareja ocasional estaban alojadas allí.

Y la sorpresa fue mayor cuando descubrió que la mujer era nada menos que su sobrina.

Al parecer, su esposo le había dicho que tenía que viajar hasta Tigre para mantener reuniones de trabajo. Ella no le creyó, decidió no perderle pisada y terminó en Misiones.

Su marido y su sobrina habían planeado la escapada romántica para aprovechar el finde largo y se quedaron en el hotel que es de alta categoría.

A los empleados les reveló que había tomado un papel y lápiz y le escribió un mensaje a su esposo que luego le pegó en la puerta de la habitación. “Sé que estás con tu amante, te espero abajo. Tu mujer y madre de tus 4 hijos”.

“Vimos que la mujer estaba llorando y preguntamos qué le pasaba. Nos dijo que esperaba a su esposo que estaba arriba con su amante, le pedimos que por favor no hiciera escenas y nos dijo que era una mujer con cultura y no hacía esas cosas”, señaló un trabajador al medio local.

Temiendo que la situación se descontrolara, les pidieron que charlaran en un lugar privado.

“Fueron algunos gritos nada más, y después la mujer entregó la llave de la habitación que había pedido. Y como no tenía valijas ni nada se retiró y les dejó una gran propina a los mozos”, agregó el empleado. Los amantes también decidieron abandonar las instalaciones una hora después y sin dirigirse a los trabajadores.

La Voz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s