Ponen en marcha el Plan de Mantenimiento Invernal para Mendoza y la Patagonia

El Plan Integral de Mantenimiento Invernal (PIMI), que contempla el mantenimiento de más de 7.500 kilómetros de 11 rutas nacionales, comenzó a desplegarse para asegurar la transitabilidad durante la época invernal, ante la presencia de hielo y/o nieve sobre la calzada, informaron hoy fuentes de Vialidad Nacional.

El operativo, a cargo del organismo dependiente del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, contempla la intervención de los principales pasos de montaña en el límite con Chile y en rutas de Mendoza y las cinco provincias patagónicas: Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Se trata de una iniciativa realizada cada año desde el organismo nacional.

A través del Plan Federal de Fortalecimiento Vial, desde 2021 Vialidad invirtió más de $15.900 millones para adquirir maquinaria de última generación que fue destinada a la región patagónica.

Se trata de equipos barrenieve, cargadoras frontales, excavadoras, retroexcavadoras, motoniveladoras, camiones con equipos integrales de bacheo, sopladores de nieve autopropulsados y plantas de solución salina, entre otros, para asegurar la transitabilidad por las rutas nacionales y responder ante eventuales emergencias.

En las últimas semanas, agentes viales de los distritos de Chubut, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz recibieron capacitaciones sobre el manejo, funcionamiento y correcto mantenimiento de los nuevos equipos.

“Desde Vialidad Nacional ponemos en marcha este plan integral para asegurar la conexión y el abastecimiento de quienes viven en las localidades más afectadas por las intensas nevadas que se producen durante el invierno, así como de turistas que llegan a la Patagonia y a Mendoza en esta época”, señaló el administrador general, Gustavo Arrieta.

“Esto es posible gracias al compromiso y al trabajo de las y los viales y a la decisión del presidente Alberto Fernández y del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, de llevar adelante una gestión federal que garantice la sustentabilidad del turismo, de la producción y de la calidad de vida de la Patagonia”, agregó.

El PIMI consiste en la presencia de personal especializado y el despliegue de maquinaria vial en puntos estratégicos para garantizar las condiciones de circulación y seguridad de todo tipo de vehículos.

Entre las principales tareas se destaca el despeje de nieve para prevenir su acumulación en las rutas, el riego con líquido anti hielo o con solución salina, y la distribución de sal a granel para quitar el hielo de la calzada. A su vez, sobre las rutas con tramos de ripio se efectúan trabajos de limpieza de barro para evitar la formación de pantanos por el derretimiento de la nieve.

Las labores de mayor intensidad se realizan en pasos fronterizos como el Cardenal Samoré y Pino Hachado, en Neuquén; los pasos Huemules y Futaleufú, en Chubut; y el Sistema Cristo Redentor y Paso Pehuenche en Mendoza, donde la acumulación de nieve suele ser más significativa.

Actualmente, en zonas con gran afluencia turística, como San Carlos de Bariloche, El Bolsón, Villa La Angostura y Esquel, se llevan a cabo tareas de conservación que continuarán hasta que el clima lo permitan para dejar en óptimas condiciones las rutas nacionales.

En la logística y coordinación de este plan integral participan organismos nacionales, provinciales y municipales, como Gendarmería, fuerzas de seguridad y vialidades, Parques Nacionales, defensa civil, Arsat, y el Servicio Meteorológico Nacional, entre otros.

Durante el período invernal, es obligatorio portar cadenas en los vehículos para circular por las rutas nacionales de Chubut, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Télam

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s