Las memorias del Príncipe Harry, entre la cocaína, muertes en Afganistán y una pelea con su hermano

El príncipe Harry, del Reino Unido, afirma en su esperado libro de memorias, del que hoy se reveló un anticipo, que fue «atacado» físicamente por su hermano Guillermo, heredero al trono británico, durante una discusión sobre su esposa Meghan Markle en 2019, además de que consumió cocaína a los 17 años y que mató a 25 personas durante sus misiones militares en Afganistán. 

Titulada «Spare» («En la sombra», en español), la autobiografía saldrá a la venta el martes próximo, en un contexto de fuerte tensión en el seno de la familia real británica, según el diario británico The Guardian, que dijo que obtuvo una copia anticipada del ejemplar.

Harry, de 38 años, escribió que durante una disputa en 2019 en la cocina de su casa de Londres, Guillermo tildó a la exactriz estadounidense, con quien el hermano menor se había casado un año antes, de «difícil», «grosera» y «áspera».

«Me agarró por el cuello (de la camisa) y me tiró al suelo; aterricé sobre el cuenco del perro, que se rompió bajo mi espalda, los trozos cortándome», explicó según una cita del libro.

Harry pidió entonces a su hermano, que parecía «arrepentido y se disculpó», que se fuera, reprodujo The Guardian.

Guillermo «se volvió y replicó ‘No hace falta que se lo cuentes a Meg'». «¿Quieres decir que me atacaste?», preguntó el hermano menor.

«No te ataqué, Harold», respondió el actual príncipe de Gales, ahora de 40 años, que parecía utilizar ese apodo para referirse a Harry.

Como es su costumbre, el Palacio de Buckingham no hizo comentarios al respecto.

En el libro, el príncipe también admitió que con 17 años consumía cocaína.

«En casa de alguien, durante un fin de semana de caza, me ofrecieron una raya, y desde entonces consumí algunas más», explicó, según la televisora Sky News y la agencia de noticias AFP.

«No era muy divertido (…) pero me hacía sentir diferente», citó la web del canal, que también se hizo eco de cómo Harry perdió la virginidad en «un humillante episodio con una mujer dama» que lo trató como a un «joven semental».

El príncipe reconoció asimismo, sin «miedo a ese número», que mató a 25 «talibanes» cuando fue desplegado como piloto de helicóptero en Afganistán, considerando a sus blancos como «piezas de ajedrez», recogió el Daily Telegraph.

E incluso que el ahora rey Carlos III hacía «sádicas» bromas sobre el «verdadero» padre de Enrique, que creció entre rumores sobre su parecido con el mayor James Hewitt, amante de su madre, la princesa Diana, según Page Six.

La familia real británica lleva meses preparándose para las revelaciones potencialmente explosivas contenidas en las memorias del príncipe que en 2020 sacudió a la monarquía cuando, junto a Meghan, anunció que dejaban sus funciones y se iban a vivir a Estados Unidos.

La publicación se vio trastocada por la muerte a principios de septiembre de su abuela, la reina Isabel II, a los 96 años y tras más de siete décadas de reinado, que llevó al trono a su padre, Carlos III, de 74 años, quien será oficialmente coronado en mayo.

«Estoy cansada de todo esto, de oír los problemas en su familia cuando todos los tenemos», manifestó Catherine Doherty, una secretaria de 63 años, en las calles de Londres, mientras que Jacob Morton, empleado de hotelería de 25 años, consideraba «muy extraño que esté aireando toda esta ropa sucia».

Tras años de rumores sobre la tumultuosa relación entre los dos hermanos, muy unidos en su adolescencia por la muerte de su madre, la princesa Diana, en 1997, Harry ajustó cuentas con Guillermo en una controvertida serie documental titulada «Harry & Meghan», estrenada por Netflix en diciembre.

En ella, él y Meghan, de 41 años, relataron sus dificultades en el seno de la familia real y fustigaron los ataques racistas contra la exactriz, que es mestiza, y el acoso de la prensa sensacionalista británica.

Pero Harry también acusó al entorno de su hermano de la cobertura mediática negativa contra ellos, debida, según afirmó, a que «robaban protagonismo» a otros miembros de la familia real, como su hermano y la esposa de este, Catalina, ahora princesa de Gales, lo que generó resentimiento.

Desde que se fueron a Estados Unidos, donde viven la familia y amigos de la exactriz, la imagen de la pareja cayó en picada en Reino Unido, donde muchos los acusan de ser egoístas y aprovechadores.

Aunque aparecieron juntos, con sus respectivas esposas en septiembre ante los británicos reunidos en Windsor para rendir tributo a su difunta abuela, parece que los dos hermanos no se hablan apenas desde que Harry y Meghan se fueron a vivir a Estados Unidos.

Desde allí, lanzaron duras acusaciones contra la familia real en una explosiva entrevista en marzo de 2021 con la estrella de la televisión Oprah Winfrey, incluida una de racismo.

«No somos una familia racista en absoluto», replicó Guillermo, airado.

Telam

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s