Descuartizó a su marido con una motosierra y lo tiró a la basura

La mujer fue condenada a 46 años de prisión y tendrá que pagar la reparación del daño y gastos funerarios.

María Alejandra Lafuente Casco fue noticia durante esta semana luego de que la Justicia mexicana la condenara a 46 años y seis meses de prisión por asesinar a su marido y descuartizarlo con una motosierra. Luego, colocó sus restos en bolsas de basura.

El caso se conoció en noviembre de 2014, cuando se descubrió que la psicóloga Lafuente Casco, más conocido como «La Ale», mató a su pareja, Allan Carrera Cuellar, en un domicilio localizado sobre calle Mariano Abasolo, en la alcaldía Tlalpan, Ciudad de México. Según la información aportada por los investigadores, la mujer utilizó benzodiacepinas para drogarlo y, de esta manera, entorpecer sus funciones físicas.

Con la víctima sobre el suelo, tomó una motosierra y comenzó a descuartizarlo, provocándole una dolorosa muerte. Luego de trozar el cuerpo del hombre, colocó sus restos en bolsas de basura y las abandonó en distintas calles de la colonia Roma Sur, en la alcaldía Cuauhtémoc, y en la colonia Valle Escondido, en Tlalpan.

El 6 de noviembre fue encontrado el torso del hombre en la esquina de las calles Anáhuac y Quintana Roo, de la Ciudad de México. A su vez, ese mismo día, se localizaron las extremidades superiores e inferiores, sin manos ni pies, en otra zona de la ciudad. 

Aunque al principio Lafuente Casco declaró en calidad de testigo, comenzó a contradecir sus relatos y levantó las sospechas de los pesquisas. Tras esa situación, se comprobó que enviaba mensajes desde el celular de su esposo para que su familia creyera que estaba vivo y no denunciara su desaparición.

Con ese antecedente, los investigadores realizaron una inspección ocular en el domicilio de la víctima. Allí encontraron la cabeza y las manos de la víctima en el interior de bolsas de plástico, así como también una sierra eléctrica. Por su parte, al controlar las habitaciones, localizaron manchas hemáticas y en el baño hallaron un corte de la superficie de un colchón y de una alfombra.

Las pruebas recabadas en la escena del crimen y la declaración de los familiares terminaron de hundir a Lafuente Casco, quien aprovechó su profesión de psicóloga para ingresar a un instituto psiquiátrico como paciente. Atrapada por la investigación, se estableció su probable participación en el homicidio de Allan Carrera Cuellar.

Durante los próximos años, el Ministerio Público Fiscal reunió una serie de pruebas contundentes y este lunes finalmente lograron condenar a María Alejandra Lafuente Casco a 46 años y seis meses de prisión por el homicidio en razón de parentesco calificado de Carrera Cuellar y contra el respeto a los cadáveres o restos humanos.

También deberá pagar la reparación del daño y gastos funerarios, y le suspendieron sus derechos políticos y beneficios como la suspensión condicional de la pena.

MDZOL

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s