Horror: apostó a sus hijas jugando a las cartas, perdió y dejó que las violaran

La mujer enfrenta 10 años de prisión efectiva por dejar que ultrajen sexualmente a sus hijas menores de edad luego de perder una «apuesta» jugando a «la Loba».

En el juicio que se está llevando a cabo en la Sala I, una mujer resultó condenada por promover que abusaran de sus hijas menores de edad. La pena que enfrenta es de 10 años de prisión efectiva y es responsable del delito de promoción y facilitación de la prostitución de menores, agravado por el vínculo y por tratarse de menores de dieciocho años en concurso real con promoción y facilitación de la corrupción de menores agravada por el vínculo. El juez Javier Aranibar ordenó el traslado de la condenada a la Unidad Carcelaria 4.

Además un hombre, partícipe del hecho, fue condenado a dos años y seis meses de prisión condicional por resultar autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual simple. Aranibar le impusó al imputado una serie de obligaciones a cumplir durante cuatro años: constituir domicilio en la ciudad de Salta y comunicar al tribunal cualquier cambio en el término de 48 horas; someterse al cuidado del Patronato de Presos y Liberados; abstenerse de usar estupefacientes y de abusar de las bebidas alcohólicas; someterse a un tratamiento psicológico previo informe que acredite su necesidad y eficacia, y presentar constancias cada tres meses; prohibición de acercamiento a menos de 300 metros del lugar de residencia de los menores M. G. V. (13), B. N. V. (14), P. M. V. (15) y L. M. R. (5); y prohibición de mantener contacto por cualquier medio con las víctimas.

El otro condenado fue una de las personas que se encontraba dentro del lugar donde ocurrió el delito y fue demorado a dos cuadras de la vivienda. Los hechos ocurrieron en un inmueble del barrio Nueva Esperanza y fueron los vecinos del barrio quienes llamaron al 911 alertando sobre la situación. La condenada informó que en el fondo de su casa se habría producido un acto de abuso sexual, el cual ella permitió al promover que abusaran de sus hijas por un juego de cartas.

La mujer contó que en la vivienda se encontraban sus hijas menores de edad, sus hijos y un grupo de hombres. En el marco de un juego de cartas con prendas, si la condenada perdía tenía que someter a sus hijas a una horrorosa prenda: tenían que sacarse la ropa y dejarse tocar por los hombres que estaban en el lugar.

NDW

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s