Encontraron el cuerpo de un joven de 18 años que estaba desaparecido desde el martes

Santiago Aguilera dijo que iba a la casa de un amigo, pero nunca llegó. Su padre había recibido un mensaje en el que le exigían $7 millones para liberarlo.

Tras una intensa búsqueda, este domingo a la mañana encontraron el cuerpo de Santiago Aguilera Allende, un joven de 18 años que estaba desaparecido desde el martes cuando salió de su casa en el valle de Traslasierra, Córdoba.

Un vecino fue quien halló el cadáver en una laguna vacía en la zona de Boca de Río. Fuentes oficiales confirmaron que Santiago presentaba una lesión importante en la cabeza que podría ser compatible con un hachazo, aunque todavía no determinaron las causas de muerte.

Al momento del hallazgo, el joven tenía rigor mortis. Este detalle hace que tenga más fuerza la hipótesis de que su cuerpo permaneció en el lugar varios días. Según comentaron medios locales, la zona donde fue encontrado es de muy difícil acceso, lo que indicaría que solo conocedores llegan hasta ese punto.

Vivía con su familia en el paraje Chuchiras, en Las Tapias, aunque la mayor parte de sus actividades las desarrolla en Villa Dolores. Allí cursaba su último año de la secundaria y trabajaba en el corralón de materiales para la construcción de su padre.

Todo comenzó el martes a la noche, cuando Santiago salió de su casa para encontrarse con un amigo. Sin embargo, nunca llegó, no volvió a dormir y su familia comenzó a sospechar que algo andaba mal porque no se había llevado el documento, ni dinero ni el cargador de su celular. Tampoco llevó su medicamento, lo que generó mayor preocupación en la familia, ya que el joven es trasplantado renal.

En la mañana del miércoles, el padre recibió un mensaje de WhatsApp extorsivo desde el celular de Santiago, en el que le exigían $7 millones para liberarlo. Además, le pidieron que no avise a la Policía.

Ese mismo día comenzó la búsqueda por la zona, sin éxito. Incluso el Ministerio de Seguridad de la Nación había ofrecido una recompensa de $3 millones para quienes aportaran datos del paradero de Santiago.

Finalmente, investigadores dieron con el domicilio donde se activó por última vez el teléfono del joven el jueves, situado en el barrio Cura Brochero, en Villa Dolores. En el operativo detuvieron al principal sospechoso, Walter Gil, de 23 años. Se trata de un empleado del padre del joven, que trabajaba en la empresa desde hace cinco meses.

Según indicaron, una de las hipótesis es que Gil habría descubierto una transacción comercial por la que la familia había recibido ese monto de dinero. Además, fue detectado en cámaras de seguridad cercanas a la zona de la desaparición y entró en contradicciones durante su interrogatorio. En las últimas horas fue trasladado al penal de Bouwer.

La investigación, a cargo de la fiscalía federal de Córdoba, espera los resultados definitivos de la autopsia para determinar las causas de muerte.

Luego del hallazgo, la intendenta de Las Tapias decidió suspender las actividades por el Día de las Infancias. “La intendenta Lucy Díaz y todo su equipo expresan su absoluta solidaridad con la familia y afectos de Santiago Aguilera en este doloroso momento”, publicó en sus redes sociales.

TN

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s