Horror: una nena de 4 años le dijo a su mamá que la abusaban en el jardín

El caso fue denunciado ante la Justicia y ya está en manos de la Fiscalía N°14 de San Martín. Lorena Maciel, mamá de una de las compañeritas de menor de 4 años que habría sido abusada, habló sobre el abuso que sufrió su hija . No descartan más víctimas. 

«En el jardín me están haciendo cosas feas». Con esas palabras, una niña de cuatro años le manifestó a sus papás un presunto abuso sexual que sufrió en el jardín de infantes al que asiste, situado en la localidad bonaerense de San Miguel, partido de José C.Paz. El caso fue denunciado ante la Justicia y ya está en manos de la Fiscalía N°14 de San Martín, que está investigando.

Los hechos denunciados habrían tenido lugar en el jardín de infantes, del colegio Rosario Vera Peñaloza, situado en Av Remigio López 3920, en una sala integrada a la que asisten un total de 22 niños de 3, 4 y 5 años. 

Cómo salieron a la luz los presuntos abusos sexuales en el jardín de infantes

El miércoles pasado por la noche, la nena de 4 años pudo poner en palabras el «abuso sexual» que habría sufrido en el jardín de infantes al que asiste. 

El último tiempo, la menor «había cambiado la conducta muchísimo», contó Lorena Maciel, una mamá de otra compañerita de sala. «Estaba agresiva con los compañeritos, ya que a uno lo había rasguñado muy feo», agregó.

Este comportamiento había llamado la atención de sus padres, que esa noche le preguntaron si le pasaba algo, a lo que ella respondió que «en el jardín le estaban haciendo cosas feas». 

Ese fue el disparador de una serie de preguntas de parte de los papás, a las que la menor fue dando respuestas.

Pese a sus cuatro años, la víctima situó haber estado en una «sala», en la que «un nene, cerró la puerta y la desnudó». Según su testimonio, cuando sucedieron los hechos, la maestra a cargo «estaba en el parque que hay afuera de la sala con el resto de los chicos».

«Me tocó donde hago pis y me puso el dedo en la cola muy fuerte y me dolió», le habría contado la menor a su mamá, quien decidió no hablar dado el difícil momento que le toca afrontar.

Una vez que el sujeto «dejó de tocarla, le dijo que era un secreto, y que si hablaba le iba a cortar el pelo». En el relato la menor puntualizó que el presunto abusador «tenía un juego de llaves como el que usa la portera».

En una parte de la narración, la menor expresó que el presunto abusador «se va de la sala». En ese momento «entra la maestra a la sala, la ve desnuda y la ayuda a vestirse», de acuerdo a lo que contó la niña. Según lo expresado, la maestra la habría llevado al baño donde la vistió. Por su parte, la docente niega que haya existido esta situación. 

Los resultados que arrojaron la cámara gesell a la que fue sometida la menor, así como también los informes médicos, constataron el abuso sexual. Dichos documentos se encuentran en manos de la Fiscalía N°14 de San Martín.

En el testimonio, la niña también nombró a otros tres compañeritos que habrían estado con ella al momento de los abusos, que se presume, sucedieron más de una vez.

En ese contexto, el fin de semana pasado, uno de los nenes que supuestamente había estado presente «le contó a su madrina un relato similar al de su compañerita». En el marco de la investigación, este menor también fue sometido a una cámara gesell, que arrojó resultado positivo.

«El nene contó que a la nena y a él, los llevaron a una sala, pero no sabe cuál es. Contó que ahí una persona los desnudó, que este sujeto también se desnudó y que se hizo pis. También dijo que los tocó a los dos, a la nena y a él», expresó Lorena.

La semejanza en los relatos de los menores y que ambos se mencionen entre sí en los testimonios que brindaron por separado ante la Justicia, le otorga una mayor veracidad a los hechos que están bajo investigación.

Por el momento, la fiscalía «está llamando a los padres del resto de los chicos de la sala», para que den sus testimonios. De manera que no se descarta que en los próximos días salgan a la luz más denuncias. 

Por su parte, la escuela funciona con normalidad. Tampoco informó al resto del alumnado del establecimiento educativo sobre las denuncias de abuso sexual.

«La impotencia es que la escuela está diciendo que es una denuncia falsa porque la nena tiene problemas de conducta», reclamó una mamá de la sala, quien a su vez, manifestó sentir «indignación», porque tras las graves acusaciones «nadie de la escuela dio la cara». 

Crónica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s