Horror: encontraron asesinados a golpes a una maestra y su hijo de 7 años y al padre envenenado

Se trata de una familia, de la que no se tenía novedades hace tres días. El padre estaba envenenado. La mujer y el nene estaban golpeados. 

Tras un llamado al 911, efectivos de la Policía de Vicente López hallaron muertos en el baño de su casa en Florida a la directora de un colegio y su hijo de 7 años. Ambos habrían sido asesinados a golpes. El padre murió envenenado.

El presunto autor del hecho es el padre del nene y marido de la mujer, que también fue hallado muerto en el domicilio, con signos de envenenamiento. La hipótesis que manejan los investigadores es que tras cometer los homicidios, se habría suicidado.

El hallazgo de los cadáveres se produjo a partir de un llamado al sistema de emergencias 911 de las autoridades del colegio “Cuarto Creciente” de Florida al que iba el nene, ya que hacía tres días que no se presentaba y no podían contactarse con la familia.

Una vez que la policía entró a la vivienda encontraron los cuerpos de la mujer y su hijo, los dos con golpes en diferentes partes del cuerpo, y al cadáver del esposo de la mujer en la bañera con signos de envenenamiento.

Los investigadores dijeron en principio que la escena hace presumir que el hombre habría asesinado a la mujer y a su hijo y luego se habría suicidado, de acuerdo a los primeros informes. Investiga el caso el fiscal Gastón Larramendi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Oeste, bajo la carátula Homicidio – Suicidio.

Horror en Córdoba: un hombre asesinó a su pareja, a su hijo de 4 años y se mató

A principios de mayo hubo otro caso similar en Morteros, Córdoba, ya que un hombre asesinó a su pareja y al hijo de los dos, que tenía cuatro años, y después se ahorcó. El agresor no tenía antecedentes ni denuncias por violencia de género, de acuerdo a la investigación a cargo de la fiscalía de Instrucción de Morteros.

La pareja era procedente de la localidad santafesina de San Cristóbal y hacía poco más de ocho años que vivía en Morteros. Se dedicaban al trabajo en tambos, además de otras actividades.

Una amiga de la mujer contó que hacía unos tres meses que estaban separados aunque vivían en la misma casa: “Solo decía que estaba cansada de echarlo y que no se iba, pero nunca dijo tener miedo; nunca imaginé algo así”, relató, consigna Regionalísimo.

Una vecina contó que nunca escuchó discusiones hasta el momento del doble crimen seguido de suicidio. Dijo que sintió luego un golpe, gritos del nene y luego el sonido del cierre de las puertas y persianas de la casa.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s