Vegana mató de hambre a su bebé de 18 meses al darle solo frutas y verduras crudas

Sheila O’Leary, de 35 años, fue hallada culpable de causar la muerte por malnutrición del bebé y podría recibir cadena perpetua.

El impensado caso conmovió a todo el estado de Florida, Estados Unidos, y un jurado halló culpable a la mujer de 35 años, la cual fue acusada de los delitos de «asesinato en primer grado, abuso infantil agravado de un menor, negligencia infantil y abuso infantil».

Sheila O’Leary mató de hambre a su hijo de tan solo 18 meses, tras alimentarlo a base de mangos, rambutanes, bananas, paltas, entre otras frutas y verduras crudas.

El bebé estaba pesando apenas 7 kilos, por lo que se determinó que el menor padecía una malnutrición. Asimismo, el otro de los hijos de la mujer vegana fue diagnosticado con retraso en el desarrollo.

Según informaron medios locales, O’Leary había rechazado anteriormente el acuerdo de culpabilidad que le ofrecieron desde la fiscalía, por el que debía enfrentar 30 años de cárcel.

Debido a ello, la acusada ahora podría recibir una sentencia de cadena perpetua, según advirtió el juez encargado del caso.

La dieta que terminó en una tragedia

La madre del bebé, de tan solo 18 meses, fue detenida junto a su esposo, Ryan O’Leary. Los agentes policiales explicaron que ambos practicaban el veganismo, por lo que nadie de la familia podía ingerir en su dieta las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, y todos los productos derivados de los animales.

Sheila O’Leary alimentó al bebé, al igual que al resto de sus cuatro hijos, a base de una dieta totalmente estricta, la cual solo permitía la alimentación a base de mangos, rambutanes, plátanos y aguacates, entre otras de las frutas y verduras crudas.

Además, la mujer confesó que aquella extremada dieta también era complementada con leche materna. Sin embargo, el médico forense declaró que el bebé parecía estar gravemente desnutrido al momento de su trágica muerte.

El peso con el que se encontraba el bebé era el peso aproximado de un niño de siete meses, mientras que Ezra tenía ya un año y medio. Debido a las varias pruebas que hay sobre el caso, la Fiscalía determinó que «son pruebas suficientes para que se declare culpable a Sheila O’Leary».

Frente a este escenario, la defensa de la mujer vegana indicó que O’Leary decidió no llevar a su hijo al médico -luego de ver que se encontraba con un peso mucho menor de lo normal-, debido a que «tenía miedo de que se lo quitaran». En ese sentido, el abogado defensor argumentó que su clienta en ningún momento tuvo la intención de matar a Ezra.

Crónica 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s