Su hijo mató a un hombre para robarle y una turba enfurecida lo asesinó a golpes y le prendió fuego la casa 

Conmoción en Chaco por dos crímenes ocurridos en el barrio Santa Mónica que estarían vinculados entre sí.

Un domingo sangriento revolucionó el barrio Santa Mónica de la localidad chaqueña de Sáenz Peña, donde dos hombres fueron asesinados en medio de una confusa situación.

Según reflejaron los medios locales, todo empezó ese día cerca de las 7, cuando una ambulancia que circulaba por la zona de las calles 33 y 22 se topó con un hombre desvanecido en el suelo con un golpe en la cabeza.

Se trataba de Luis Pereyra, de 36 años, quien fue trasladado de urgencia a un hospital cercano, pero llegó sin vida. Más tarde, su pareja denunció que la víctima había sufrido un intento de robo y apuntó contra un adolescente de 17 años como el presunto homicida.

La calma no alcanzó a instalarse de nuevo en el barrio antes de que un nuevo crimen golpeara a sus habitantes. Fue apenas pasado el mediodía del domingo, cuando unas 300 personas enfurecidas fueron a la casa del menor acusado de matar de Pereyra, ubicada en la calle 33 entre 20 y 22, y como no lo encontraron, atacaron a su padre.

La víctima fue identificada como Gustavo Rufino y para cuando los efectivos llegaron al lugar ya estaba muerto. Tenía 35 años y a simple vista presentaba golpes en distintas partes del cuerpo. Según el relato de los testigos, después de cometer el homicidio, los agresores incendiaron también la casa del hombre.

El hijo de Rufino, acusado por el primer crimen, fue detenido tras varias horas de mantenerse prófugo en la casa de su abuelo, donde había buscado refugio.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s