Sospechan que la mujer hizo empanadas con los restos del cuerpo descuartizado de su marido

Daniel Tomás Silvero había sido acusado por dos presuntos abusos sexuales. Uno fue en 2010, y la víctima fue su hija biológica. El segundo, en 2019, fue denunciado por la hija de su actual pareja, la mujer que quedó detenida junto a sus dos hijos carniceros.

El crimen de Daniel Tomás Silvero, el hombre que había sido denunciado por dos presuntos abusos sexuales y fue asesinado y descuartizado por su esposa y sus dos hijos carniceros, sigue sumando detalles aberrantes. Ahora, en base al testimonio de los testigos, creen que la familia podría haber cocinado empanadas con los restos de la víctima.

Tras la confesión de la asesina y posterior detención de los tres sospechosos, Villa Fiorito no sale de la conmoción. En diálogo con Crónica, una vecina advirtió que vieron a la imputada vendiendo comida. Lo que no era habitual, aseguró, era el tipo de producto que ofrecía. “No sé si vendía empanadas antes, sabía que ella siempre trabajaba en la feria a la par del hombre”, explicó.

Por si no había quedado en claro la sospecha que sobrevuela el barrio por estas horas, la mujer reafirmó: “Me dijeron que el otro día la vieron a la mujer vendiendo empanadas en la feria y que no sabían si era de la carne de ese hombre”.

Lo que se sabe del crimen de Daniel Silvero

Los restos de Daniel Silvero fueron encontrados el jueves, tras la denuncia por su desaparición que presentó su hija. Dos días más tarde, la esposa que había sido aprehendida como sospechosa del homicidio confesó su responsabilidad en el hecho.

Durante su declaración ante la Justicia, la mujer aseguró que sufría violencia de parte de Silvero. El hombre tenía a su vez dos denuncias por presuntos abusos sexuales, uno en 2010 de su hija biológica, y otro en 2019 de la hija de la acusada.

La mujer señaló que mató a golpes a Silvero y que luego descuartizó el cuerpo y se deshizo de él en distintos lugares de Lomas de Zamora. En base a las indicaciones que dio, el viernes a la tarde encontaron la cabeza de la víctima dentro de un balde de cemento en un arroyo, donde trabajaron los peritos de la Policía Científica. Cerca de ese lugar, los investigadores descubrieron más tarde los restos que faltaban.

Ante esta situación, la fiscalía dispuso las aprehensiones de la mujer y sus dos hijos como sospechosos de haber cometido un homicidio y haber descuartizado a la víctima.

La causa es investigada por la fiscal Marcela Juan, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 Especializada en Violencia de Género y Violencia Familiar del departamento judicial de Lomas de Zamora.

TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s