Ascienden a 19 alumnos y 2 docentes los muertos en el tiroteo de Texas

Una escuela primaria se convirtió en cementerio por la violencia de armas. Este martes, un atacante de 18 años perpetró una masacre en la escuela Robb en Uvalde, Texas, cobrando la vida de decenas de víctimas. Al menos 19 niños y dos adultos murieron en el tiroteo más mortífero en un colegio desde la tragedia de Sandy Hook. Para 21 familias, la mesa no volverá a estar completa.

La masacre de este martes tuvo lugar pocos días antes del final del año escolar en la escuela primaria Robb. Lo que debería haber sido un momento de celebración pronto se convirtió en uno de dolor y agonía.

Durante horas, las familias esperaron para saber si sus seres queridos lograron sobrevivir al ataque en la escuela. «Vemos personas que salen aterrorizadas. Todos están llorando. Les dicen que su hijo murió», relató el senador estatal Roland Gutiérrez a CNN en la noche de este martes desde un centro cívico convertido en lugar de reunificación.

Los familiares debieron cumplir la sombría tarea de proporcionar muestras de ADN para ayudar a los investigadores a identificar las víctimas.

Poco a poco, empiezan a conocerse los nombres y las historias de las víctimas de este tiroteo. Esto es lo que sabemos.

Amerie Jo Garza, 10 años

El padre de Amerie Jo Garza, de 10 años, identificó a su hija como una de las víctimas de la masacre en la escuela primaria Robb, de Uvalde, Texas.

Durante siete horas, Ángel Garza se apresuró a encontrar a su hija. Pidió la ayuda del público en Facebook.

“No pido mucho o casi no publico aquí, pero por favor hpasado siete horas y todavía no escucho nada de mi amor”, escribió Garza. «Por favor, ayúdame a encontrar a mi hija».

Durante la madrugada de este miércoles Garza publicó la desgarradora noticia: Amerie Jo había muerto.

«Gracias a todos por las oraciones y la ayuda para tratar de encontrar a mi bebé. La hallaron. Mi amorcito ahora vuela alto con los ángeles de arriba. Por favor, no den un segundo por sentado. Abracen a su familia. Díganles que los aman. Te amo, Amerie Jo. Cuida a tu hermanito por mí», escribió el padre.

La publicación se hizo horas después del mensaje original de Ángel en el que pedía ayuda para encontrar a la niña tras el tiroteo. «No pido mucho y casi ni publico aquí, pero por favor. Han pasado 7 horas y todavía no he oído nada sobre mi amor. 

Por favor, Facebook, ayúdame a encontrar a mi hija».

José Flores Jr., 10 años

El padre de José Flores Jr., de 10 años, le dijo a CNN que su hijo fue identificado como una de las víctimas que murieron en el tiroteo de la escuela primaria Robb.

José Flores Sr. señaló que su hijo estaba en cuarto grado y que amaba el béisbol y los videojuegos. «Siempre estaba lleno de energía», recordó Flores. «Listo para jugar hasta la noche».

Flores también describió a su hijo como un niño increíble y hermano mayor de sus dos hermanos.

Xavier López, 10 años

Xavier López, de 10 años, fue identificado como una de las víctimas del tiroteo, según confirmó su madre, Felicha Martínez, al diario The Washington Post. Era estudiante de cuarto grado.

«Era divertido, nunca estaba serio y su sonrisa…», dijo Martínez, con la voz entrecortada. «Esa sonrisa que nunca olvidaré. Siempre alegraba a cualquiera».

A solo unos días de completar su último año de escuela primaria, Xavier estaba contando el tiempo que faltaba para ascender oficialmente en la escala académica a la Escuela Intermedia Flores en Uvalde. «Realmente no podía esperar para ir a la escuela secundaria», dijo su madre.

Parecía que sus sueños estaban muy cerca de cumplirse este martes cuando fue la ceremonia del cuadro de honor de la escuela primaria Robb. La madre estuvo allí para apoyarlo cuando a Xavier lo llamaron para recibir su certificado. Pocas horas antes de la tragedia, Martínez tomó una foto de Xavier. Ella le dijo que estaba orgullosa y que lo amaba, antes de despedirse con un abrazo. No se imaginó que ese sería el último momento que compartiría con su “hijo de mamá”.

Uziyah García, 10 años

La familia de Uziyah García, de 10 años, le dijo a CNN que su hijo estaba entre las víctimas que murieron durante la masacre de la escuela Robb.

Uziyah, quien cursaba cuarto grado, estaba «lleno de vida», según un tío, Mitch Renfro. Le encantaban los videojuegos y cualquier cosa con ruedas. Deja a dos hermanas.

«El niño más dulce que conocí», señaló el abuelo de García, Manny Renfro, a la afiliada de CNN KSAT. «No digo eso solo porque era mi nieto».

Uziyah visitó por última vez a su abuelo en San Angelo durante sus vacaciones de primavera. Renfro recuerda haber jugado fútbol americano con él y lo rápido que su nieto se aficionó al deporte.

«Comenzamos a lanzar el balón juntos, y yo le estaba enseñando patrones de pase. Era un niño tan rápido y podía atrapar una pelota muy bien», dijo Renfro. «Había ciertas jugadas que yo mencionaba y él recordaba, entonces las hacía exactamente como las practicamos».

Lexi Rubio, 10 años

Felix y Kimberly Rubio estaban celebrando que su hija Lexi entró al cuadro de honor y había recibido un premio de buena ciudadana en la escuela primaria Robb este martes, poco antes del tiroteo que apagó su vida.

Lexi tenía 10 años y estaba en cuarto grado, dijeron sus padres a CNN.

«Le dijimos que la amábamos y que la recogeríamos después de la escuela. No teníamos idea de que esto era un adiós», escribió Kimberly Rubio en una publicación en Facebook.
Los padres le dijeron a CNN que estaban orgullosos de su hija.

«Era amable, dulce y amaba la vida. Iba a ser una estrella en el softbol y tenía un futuro brillante, fuera deportivo o académico. Por favor, que el mundo sepa que extrañamos a nuestra bebé», dijeron.

Eva Mireles, maestra

Eva Mireles, una maestra de cuarto grado, también murió en el tiroteo, le dijo su tía Lydia Martínez Delgado a CNN.

«Estoy furiosa porque estos tiroteos continúan. Estos niños son inocentes, los rifles no deberían estar fácilmente disponibles para todos. Esta es… mi ciudad natal, una pequeña comunidad de menos de 20.000», le dijo a KSAT, afiliada de CNN, en un comunicado. «Nunca imaginé que esto les pasaría especialmente a seres queridos… Todo lo que podemos hacer es rezar mucho por nuestro país, nuestro estado, nuestras escuelas y especialmente por las familias de todos», añadió.

Mireles fue educadora durante 17 años, según su perfil en el sitio web del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde. Erica Torres recordó el cariño con el que Mireles trataba a su hijo Stanley, quien tiene autismo, mientras estaba en sus clases de tercero y cuarto grado. En un esfuerzo por evitar que deambulara por la escuela, Mireles puso a Stanley a cargo de reunir a los estudiantes para llegar a clase.

«Ella te hacía sentir como si solo le estuviera enseñando a tu hijo», dijo Torres. «Como si no hubiera otros estudiantes más que él. Ella te hacía sentir tan bien».

En su tiempo libre, disfrutaba de correr, caminar, andar en bicicleta y pasar tiempo con su familia, según el sitio web.

“Era un alma vivaz. Contagiaba risas y alegría donde quiera que iba”, dijo a CNN una familiar, Amber Ybarra. «Ella era una madre amorosa y cariñosa, pariente, maestra de sus alumnos, y es absolutamente trágico lo que está sucediendo».

Identifican a todas las víctimas

Todas las víctimas del tiroteo en la escuela primaria Robb, de Uvalde, ya fueron identificadas. Sus cuerpos ya fueron retiradas de lugar y las familias han sido notificadas, dijo a CNN el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez.

El funcionario agregó que todas las lesiones y muertes ocurrieron en un salón de clases.

“19 niños fallecieron, al igual que dos adultos, dos de los cuales eran maestros. Es un total de 21 víctimas”, indicó a CNN. «Sabemos en este momento que todas las víctimas fueron retiradas de la escuela. Todas las familias han sido notificadas».

Cuando se le preguntó a Olivarez si todas las lesiones y muertes ocurrieron en un salón de clases, dijo, «Eso es correcto».

«Era un entorno de salón de clases. Pudo entrar en ese salón de clases, bloquear la puerta y simplemente comenzó a dispararles a los niños y a los dos maestros que estaban dentro de ese salón de clases».

El distrito escolar dijo que cancelará el resto del año escolar. Estaba programado que este jueves fuera el último día de clases antes de las vacaciones de verano.

El condado de Uvalde, ubicado a unos 136 kilómetros al oeste de San Antonio, tenía una población de aproximadamente 25.000 personas para 2020, según el censo escolar.

CNN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s