Haití eleva a casi 200 los muertos por la ola de violencia entre bandas

Casi 200 personas murieron en Haití en una ola de violencia entre bandas que estalló en abril en la capital del país caribeño, informó hoy la ONU y alertó acerca del «grave impacto» que estos enfrentamientos están teniendo en materia de derechos humanos.

La organización expresó su preocupación ante las consecuencias humanas del recrudecimiento de la violencia de las bandas «fuertemente armadas» en Puerto Príncipe, donde la violencia alcanzó «niveles inimaginables», informó DPA.

«Pido a la comunidad internacional redoblar esfuerzos para impedir que la situación no se vuelva aun más incontrolable», pidió la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en un comunicado.

Según la ONU, al menos 92 personas no afiliadas a bandas y 96 presuntos miembros de bandas habrían muerto en ataques armados coordinados en Puerto Príncipe entre el 24 de abril y el 16 de mayo. Pero el balance real podría ser más elevado.

Funcionarios de la ONU precisaron que otras 113 personas resultaron heridas, 12 se dan por desaparecidas y 49 fueron secuestradas y se pide rescate por ellas. 

«La violencia armada alcanzó niveles inimaginables e intolerables en Haití», declaró Bachelet.

Según Naciones Unidas, se perpetraron actos de violencia extrema, decapitaciones, mutilaciones y cuerpos quemados, así como el asesinato de menores acusados de informar a la banda rival. La violencia sexual, inclusive la violación colectiva de niños de apenas 10 años, también fue utilizada por las bandas.

Para Bachelet «es crucial que medidas urgentes sean tomadas para restablecer el Estado de derecho, proteger la población contra la violencia armada y pedir cuentas a los comanditarios políticos y económicos de esas bandas».

Estos actos de violencia obligaron a miles de personas, inclusive niños, a abandonar sus lugares de residencia en las últimas tres semanas.

Bachelet denunció «el impacto severo» de la violencia de las bandas «sobre los derechos humanos más fundamentales de las personas», con decenas de escuelas, centros médicos, empresas y mercados cerrados, y muchas personas que tienen dificultades para encontrar productos básicos.

La circulación en las dos principales carreteras nacionales que unen a la capital de la isla con el resto del país también fue seriamente afectada, pues las bandas controlan el acceso a las zonas bajo su influencia.

«Estas restricciones a la circulación de las personas y bienes podrían también tener efectos devastadores a largo plazo sobre la situación económica que ya es muy difícil en Haití», consideró.

Desde hace varias décadas, las bandas armadas actúan en los barrios más pobres de Puerto Príncipe, pero se incrementó su influencia sobre la ciudad y el país en los últimos años, aumentando los asesinatos y los secuestros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s