Drogó a su marido, le cortó el miembro con una motosierra y lo cocinó en una sartén

La hija de la agresora presenció toda la situación y le contó los detalles a los investigadores que se ocuparon del crimen.

Serbia se encuentra conmovida por el caso de una mujer de 46 años de ese país que fue detenida por asesinar a su marido, cortarle el pene con una motosierra y cocinarlo “a fuego lento”, en la ciudad de Zrenjanin.

De acuerdo a lo informado por los investigadores, la atacante, identificada como Teresa Peric, habría drogado a su marido antes de matarlo a puñaladas.

El asesinato ocurrió el martes pasado en la casa de la familia, donde también se encontraban los dos hijos de ella, menores de edad.

LA HIJA DE LA MUJER PRESENCIÓ EL MACABRO CRIMEN

Tal como contaron los investigadores, la hija adolescente de la mujer presenció el crimen de su madre y les reveló que su padrastro, a pesar de estar drogado, se despertó cuando la agresora comenzó a apuñalarlo.

Además, la joven contó que al intentar defenderse del ataque, el hombre comenzó a arrastrarse hacia la sala de estar pero ella siguió hiriéndolo.

Tras presenciar esta situación, la adolescente corrió a buscar a su hermano pero en ese momento escuchó el ruido de una motosierra en el interior de la casa. Fue entonces que se asomó y vio horrorizada el cadáver mutilado de Srdjan en el suelo.

LA PAREJA TENÍA ANTECEDENTES DE VIOLENCIA FAMILIAR

Según lo informado a la policía por la joven, su madre ya le había dicho que iba matar a su esposo, a pesar de sus súplicas de que no lo hiciera.

El relato de la menor se sumó al de los vecinos, quienes afirmaron que la pareja tenía fuertes peleas debido a los celos y la supuesta pereza del hombre y además, aseguraron que se habrían separado en varias oportunidades.

Inclusive, se supo que en un incidente reciente, Teresa habría prendido fuego la cama donde dormía su esposo.

Según los informes, la pareja mantenía una relación hacia dos años, durante los cuales Srdjan pasó un mes bajo custodia después de que Teresa lo denunciara a la policía, tiempo en el que se le había prohibido acercarse a su esposa pero ninguno de los dos cumplió con la restricción.

Ambos estaban tomando medicamentos para problemas mentales no especificados, y un vecino alegó que Teresa también usaba drogas.

Cuando la policía llegó a la casa la encontraron cubierta de sangre y fue arrestada bajo sospecha de asesinato.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s