A juicio por reiterados casos de violencia de género en contra de su mujer

La Oficina Judicial de Rawson está siendo sede de un juicio oral y público en el que se encuentra como único imputado Daniel Contreras con domicilio en la ciudad de Rawson por los delitos de amenaza agravada por arma, tenencia ilegal de arma de uso civil, amenaza simple, todo enmarcado en la Ley de protección de las mujeres.

La audiencia es presidida por la jueza Karina Breckle, en representación del Ministerio Público Fiscal lo hacen la procuradora fiscal Janet Davies y el fiscal general Fernando Rivarola. 

La procuradora fiscal Davies dio cuenta de los hechos que data de una relación de pareja de muchos años que nace en la provincia de Buenos Aires, que se mantiene a pesar de una larga condena por un homicidio que purgó el imputado y que termina de cumplir en la ciudad de Rawson, ciudad del Chubut donde la mujer también se viene a vivir.

“Sobre adaptación crónica” a las situaciones de violencia de género, fue el concepto que utilizó una psicóloga que en carácter de testigo brindó detalles de una evaluación de la pareja que realizó por pedido de la Justicia.  Dio detalles además de la indefensión y la falta de herramientas personales de la víctima  para superar esas reiteradas situaciones.    

Las situaciones de violencia investigadas datan desde el año 2010 y se refieren a violencia física, emocional y económica, en el marco de lo que consideraron “asimetría de poder en la pareja, donde surgía una evidente sumisión de ella, en el marco de una evidente situación crónica”. Todas estas cuestiones fueron expuestas con más detalles por parte de profesionales que evaluaron a la víctima, que refirieron incluso de la existencia de “riesgo de muerte”.   

Hasta que en marzo del año pasado, se produjo una nueva situación de amenaza de muerte en contra de la mujer en el domicilio donde vivían. Según la acusación, el hombre sacó una escopeta y apuntándola a la cabeza la amenazó con matarla.

En el juicio, varias policías de la Comisaría de la Mujer que durante este tiempo intervino en esas situaciones por disposición de la Justicia penal o de familia, dieron cuenta del trabajo realizado, de los mensajes de ella pidiendo ayuda por temor a ser asesinado, así como también de los allanamientos realizados para secuestrar la escopeta y dos rifles de aire comprimidos, sin ningún tipo de documentación respecto de la tenencia.

En el juicio se sumaron varios legajos y de allí la variedad de la acusación.

-Producido por el Área Comunicación Institucional del Ministerio Público Fiscal del Chubut, Oficina Rawson.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s