Preocupación por reclutamiento de menores en bandas criminales de Haití

La ONU expresó su preocupación por el reclutamiento de menores por parte de bandas criminales en Haití, que desde hace casi 15 días tienen en jaque a la capital de ese país, donde solo en la última semana fueron secuestrados funcionarios locales y un diplomático de la República Dominicana que fue liberado hoy.

La representación de la ONU en Puerto Príncipe «está particularmente preocupada por el reclutamiento de menores en pandillas, una de las seis violaciones graves de los derechos de los niños», dijo en Twitter.

La semana pasada, un video que se viralizó en las redes sociales en el país, mostró a un niño de unos 10 años con el rostro enmascarado mostrando un arma automática de alto calibre, informó la agencia AFP.

En el clip, grabado en Martissant, un barrio pobre del oeste de Puerto Príncipe bajo el control total de pandillas desde junio pasado, el niño dijo que estaba en guerra con el líder de una pandilla rival.

La ONU denunció el alistamiento de niños en el crimen organizado cuando los enfrentamientos entre bandas ahora también paralizan los suburbios del norte y el este de la capital haitiana.

Ayer se conoció que el jefe de Gabinete de la Secretaría de Estado para Personas con Discapacidad de Haití y su chofer, además de un pastor, fueron secuestrados en Puerto Príncipe, y el domingo pasado autoridades dominicanas denunciaron la desaparición de un diplomático acreditado en Haití.

Ese diplomático, Carlos Guillen Tatis, consejero agrícola de la embajada dominicana, había sido secuestrado por la pandilla 400 Mawozo y fue liberado hoy, según informó la agencia ANSA.

«Afortunadamente, Guillen Tatis, consejero de la embajada dominicana en Haití, ha sido puesto en libertad sano y salvo, después de cuatro días de secuestro; agradecemos a todos los que participaron activamente por su liberación», escribió en su cuenta de la red Twitter el ministro de Exteriores de República Dominicana, Roberto Álvarez.

Mientras, la oficina local de la ONU también «condenó la violencia de bandas armadas desde el 24 de abril que afecta a los municipios del norte y noreste de Puerto Príncipe, matando a decenas de haitianos e hiriendo y desplazando a miles más».

Desde hace décadas, las bandas armadas actúan en los barrios más pobres de Puerto Príncipe, pero en los últimos años aumentaron drásticamente su control de amplias zonas de la ciudad y el país, multiplicando los asesinatos y los secuestros.

El mes pasado, un informe del Centro para el Análisis y la Investigación sobre Derechos Humanos con sede en ese país (Cardh, en francés) informó que de enero a marzo de 2022 se registraron 225 secuestros en el país, lo que equivale a un incremento del 58% con respecto a los 142 casos del mismo periodo del año anterior.

De todos modos, otras organizaciones de derechos humanos aseguran que no pueden entrar en los barrios azotados por esta violencia para establecer un balance preciso de esta guerra de pandillas.

En un comunicado difundido la tarde de hoy, protección civil de Haití estima «que unas 9.000 personas han sido desplazadas» de los tres municipios ubicados en las afueras de Puerto Príncipe.

«Cuarenta y ocho escuelas, cinco centros médicos y ocho mercados han sido cerrados por la situación», dijo la institución.

La policía nacional y el gobierno aún no se han pronunciado sobre este brote de violencia que actualmente impide cualquier salida segura de la capital por carretera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s