#POLICIALES | EL PAPÁ DE GUADALUPE NO PUDO RECONOCER LA ROPA HALLADA EN EL RASTRILLAJE

El padre de Guadalupe Belén Lucero Cialone, la niña de 5 años que desapareció el 14 de junio de 2021 en el barrio 244 Viviendas de la capital de San Luis, no pudo determinar si pertenecen a su hija las prendas halladas ayer en los rastrillajes realizados por efectivos de Gendarmería Nacional.

«Es difícil poder determinar si era o no, ya que la prenda se encontraba bastante deteriorada por estar a la intemperie, es una prenda de color rosa, clarito», dijo Eric Lucero a la prensa luego de que la Fiscalía mostrara la prenda.

Además, aclaró que el día de la desaparición de la niña fue su madre la que la vistió y ella podría tener más precisión en los detalles.

Por el momento, Yamila Cialone, madre de Guadalupe, no hizo declaraciones a los medios, ni se ha mostrado públicamente, solo expresó por redes sociales su disconformidad con estos nuevos operativos: «yo estoy buscando a mi hija viva y no encontrarla en un rastrillaje. Esto es un circo mediático, buscan en un lugar público que la gente lo usa como basural y como medio de camino para animales», reza un posteo suyo realizado esta tarde.

En tanto, el segundo día de rastrillajes no arrojaron novedades y el fiscal de la causa, Cristian Rachid brindará información mañana.

Las prendas de vestir, y restos óseos, fueron hallados durante el rastrillaje realizado ayer por efectivos de Gendarmería y de la Policía Provincial en la denominado «zona cero», donde desapareció la niña. 

El hallazgo fue confirmado a Télam por el abogado defensor del padre de la niña, Héctor Zabala, quien esta mañana afirmó que «en un 90 por ciento estoy seguro que los restos óseos pertenecen a un animal» y que entre las prendas se encuentra «una calza pequeña y unas botitas número 30».

Además, el letrado que patrocina a Eric Lucero agregó que la zona es «como un basural y allí hay restos de vacas, chanchos y zorros, además de ropa», por lo que consideró que el «hallazgo que fue comunicado ayer» por el fiscal federal Cristian Rachid, «no despertó demasiada expectativa por las características del lugar y las declaraciones de una antropóloga, que aseguró que los restos podían ser no humanos».

Zabala apuntó que, sin embargo, la noticia reproducida «causó mal impacto en el papá de Guadalupe que no se encuentra bien» y esta tarde deberá enfrentarse a la exhibición de la «ropa encontrada en el lugar».

El operativo ordenado por la Policía Federal bajo la instrucción del fiscal Rachid continuó hoy en la «denominada zona cero», donde, junto a los efectivos, el funcionario judicial ratificó que las nuevas intervenciones se planifican hasta «el próximo viernes» y que hay un «sin fin de otras medidas en curso» tendientes a dar con el paradero de la niña.

También, aclaró que los nuevos operativos se realizan a instancias de lo indicado por la colaboración técnica de la Colectiva de Intervención contra las Violencias, un equipo especializado en antropología que tiene experiencia en la búsqueda de personas, bajo ciertos parámetros forenses y que tienen para «nosotros especial interés en base a hipótesis de una posible sustracción de la menor e incluso un accidente».

«Ayer trabajaron dos cuadrillas de 50 y 50 gendarmes que se iban alternando. Hay algunos perros de la policía federal, más cuatro antropólogos, biólogos y geólogos», indicaron las fuentes, que precisaron que en total participaron «unos 200 efectivos». A ese equipo suman fuerzas de la Policía Provincial, informaron a Télam fuentes judiciales. 

Durante el operativo ordenado por la Justicia federal, a diez meses de la desaparición de Guadalupe, «se rastrillaron 26 hectáreas donde se encontraron unas calzas pequeñas, rajadas y oscuras que hoy serán acercadas a la mamá, Yamila Cialone, para ver si las reconoce», agregaron las fuentes.  

Las prendas «no estaban enterradas, solo entre la maleza y gastadas por el paso del tiempo» afirmaron y precisaron que al hallazgo se suman «unas botitas número 30 que no serían del talle de la nena así que por el momento no las exhibirán».

«Finalmente, se recolectaron unos huesos quemados, que la gente de antropología empezó a analizar hoy para saber si son humanos o no», apuntaron sobre los rastrillajes que se extendieron hasta ayer a las 18. 

El Fiscal Federal Cristian Rachid ratificó que hay «un sinnúmero de medidas en curso», que por el momento no serán reveladas, aunque redundó que los rastrillajes se enfocan en las líneas de investigación que apunta a un posible secuestro de la niña y un accidente, esto último a raíz de lo que habría dicho una niña a psicólogos, testimonio que se logró a través de actividades de juego. 

La menor, que padece un retraso madurativo, «habría regresado el día de la desaparición de Guadalupe con la ropa embarrada y restos de pasto en la cabeza, reproduciendo una versión poco entendible sobre la niña desaparecida, por la que se infiere la posibilidad de un accidente en un juego entre ellas», explicaron fuentes vinculadas a la causa. 

Los nuevos rastrillajes fueron ordenados por la Justicia federal, que se encuentra a cargo de la causa desde diciembre del 2021, luego de que la Justicia provincial declinara de continuar investigando y ante la presunción que se podría estar ante delitos de órbita federal.

Telam

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s