#TRELEW | ROBÓ Y NO VA A JUICIO A CAMBIO DE 60 HS DE TRABAJO

El hecho ocurrió en el año 2019 y había un solo imputado. Las partes acordaron solicitar la suspensión del juicio a prueba durante un año. En otro hecho se aceptó una donación para evitar un juicio por lesiones y hurto.

El juez penal Marcelo Nieto Di Biase otorgó la suspensión del juicio a prueba por el plazo de un año a un hombre acusado por el delito de robo en una mueblería de Trelew.

El magistrado impuso como pautas de conducta la realización de sesenta horas de trabajo comunitario en el plazo de seis meses, la presentación ante sede judicial cada tres meses, debiendo justificar las horas realizadas en cada presentación, mantener el domicilio actualizado, no cometer nueva delitos y no abusar de bebidas alcohólicas ni consumir estupefacientes.

La audiencia

Se realizó una audiencia de debate oral y público en el tercer piso del edificio de tribunales, con un tribunal unipersonal integrado por el juez Marcelo Nieto Di Biase y en el marco de una causa por robo en la que está imputado Jesús Corrado.

Al inicio del debate, y como cuestión previa, el defensor público Alejandro García informó al magistrado que junto al ministerio público fiscal acordaron solicitar el beneficio de la suspensión del juicio a prueba.

De acuerdo a la acusación pública efectuada por el MPF en la audiencia preliminar, el hecho, que ocurrió en septiembre de 2019 en el depósito de la empresa «Supermuebles», cuando Jesús Alberto Corrado, junto con otros sujetos que no pudieron ser individualizados forzaron el candado del portón e ingresaron al lugar para sustraer 25 colchones, 12 sillas de madera, 3 lonas azules para camión, 3 juegos de living y una cantidad indeterminada de mesas de luz, cómodas, bajo mesadas, alacenas, mesa de computación, sillas de caño y camas.

Recuperan elementos

Fue en ese momento que policías de la Comisaria Seccional Tercera fueron informados por un transeúnte, quien había observado una situación sospechosa en el depósito ubicado en calle Roca de Trelew, donde personas cargaban colchones en dos vehículos. Al arribar la policía observa salir del depósito un vehículo con las luces apagadas y el baúl abierto sobresaliendo varios colchones. Intentaron detenerlo mediante el uso de balizas y señas, pero el conductor del rodado no hizo caso a las advertencias y huyó hasta un domicilio en el cual fue detenido.

La propietaria de esa casa entregó un colchón explicando que lo había dejado su sobrino y que no le pertenecía, en tanto que otros dos elementos similares se recuperaron de los que sobresalían del baúl del vehículo, junto a tres lonas azules que se hallaban debajo de ellos.

Posteriormente, en un allanamiento ese día en esa misma vivienda, se secuestraron 4 sillas de madera negra parte del botín del presente hecho.

Tras escuchar los hechos y la propuesta de suspensión del juicio a prueba, el juez Nieto Di Biase hizo lugar al pedido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s