#POLICIALES | MATARON DE UN DISPARO EN LA CARA A UN JOVEN CON FRONDOSO PRONTUARIO

Un hombre de 26 años y con antecedentes penales fue encontrado asesinado de un balazo en la cara en la zona sur de Rosario.

Se trata de Maximiliano Fabián “Moncho” Gauna (26), quien hace seis años fue condenado por robo a mano armada e intento de homicidio.

El crimen de Gauna se produjo este viernes alrededor de las 22 en la zona de Ayacucho al 4200, en barrio Tablada. Según se informó, un vecino de la zona dio aviso al 911 sobre la presencia de un hombre aparentemente sin vida tirado en la vereda de su domicilio. 

Según se indicó, la víctima presentaba un disparo en el rostro, a la altura del ojo derecho. A la llegada de personal del servicio de emergencias, los médicos constataron que la víctima había dejado de existir.

Interviene en el caso la fiscal de Homicidios Dolosos Georgina Pairola, quien comisionó al Gabinete criminalístico para el relevamiento de la escena del hecho, levantamiento de rastros y toma de testimonios a vecinos del lugar que puedan aportar datos.

También trascendió que hay medidas en curso llevadas adelante por la Brigada de Homicidios de AIC, dictadas por la Fiscal interviniente tendientes a dilucidar la mecánica del hecho y dar con el o los agresores.

Los antecedentes de la víctima que hacen creer un ajuste de cuentas

En 2016 Maximiliano Fabián «Moncho» Gauna fue condenado en un juicio abreviado a 3 años y 4 meses de cárcel por una tentativa de robo. A eso, un fiscal le atribuyó un intento de homicidio ocurrido en mayo  de 2015, hecho cometido antes de ser detenido por el intento de asalto.

El fiscal Ademar Bianchini acusó a «Moncho» de haber baleado a Sebastián Borelli el 10 de mayo de 2015. A las 14 de aquel día, según reconstruyó el responsable de la acusación, cuando Borelli caminaba con su hermano de 16 años por el cruce de De la Salle y Solís, en la zona noroeste de la ciudad, Gauna se acercó a ellos desde atrás y sin que haya habido un diálogo previo le disparó un balazo que a Sebastián le atravesó un glúteo. Después pulsó nuevamente el gatillo de una pistola calibre 9 milímetros, pero los proyectiles no salieron porque se trabó el arma.

La Capital

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s