#JUSTICIA | PRENDIÓ FUEGO A SU SUEGRA, RECIBIÓ UNA PENA DE 18 MESES Y QUEDÓ LIBRE

La víctima estaba haciendo Reiki, su nuera entró, la roció con alcohol y le prendió fuego. Los jurados populares la hallaron culpable, pero recuperó la libertad porque atravesó el proceso en prisión. Ocurrió en el sur provincial.

Una joven de 23 años acusada de prender fuego a su suegra en la localidad de Sampacho, fue condenada a 18 meses de prisión en los Tribunales de Río Cuarto y terminado el juicio recuperó la libertad.

El juicio con jurados populares desarrollado en la Cámara Segunda del Crimen halló culpable a Leonela Hidalgo por el hecho que había ocurrido el 10 de noviembre de 2020. Como transitó el proceso en prisión, una vez conocida la condena el tribunal consideró que victimaria ya había cumplido una parte considerable de la pena como para recuperar la libertad.

ROCIÓ CON ALCOHOL Y PRENDIÓ FUEGO A SU SUEGRA

La mujer había rociado con alcohol y prendido fuego a Sandra Carro, el 10 de noviembre del año pasado, en un domicilio de barrio Pueblo Nuevo de la localidad de Sampacho.

Al momento del ataque, la mujer de 51 años se encontraba en su habitación en una clase de reiki. La atacante abrió la puerta de la habitación y sin decir nada arrojó un líquido desde una botella y roció gran parte del cuerpo de su suegra y le tiró un encendedor, por lo que la mujer quedó envuelta en llamas.

La mujer fue salvada por su profesora, que apagó el fuego con un cubrecama. La nuera y la víctima vivían en el mismo predio, aunque en viviendas separadas.

Rápidamente, la víctima fue trasladada al Hospital local. Tras ser revisada por los médicos en Sampacho, la mujer fue derivada de urgencia al Hospital San Antonio de Padua, donde corroboraron que tenía el 35 por ciento de su cuerpo afectado por el fuego.

Estuvo internada varias semanas hasta que pudo recuperarse.

FUE CONDENADA Y RECIBIÓ UNA PENA DE 18 MESES

Hidalgo había llegado al juicio acusada del delito de lesiones graves agravado por ensañamiento, pero sus defensores José Gabriel Melano y Jerónimo Trebucp en su alegato solicitaron que se aplique la figura de lesiones graves atenuadas por emoción violenta y en su veredicto, los integrantes de la Cámara aceptaron cambiar la imputación.

El fallo de los integrantes de la Cámara Segunda del Crimen y los jueces legos fue por mayoría. Melano señaló que durante los alegatos, el fiscal Julio Rivero mantuvo la acusación de lesiones graves por ensañamiento, mientras que el abogado defensor de Hidalgo pidió atender la situación psicológica y psiquiátrica de la joven, por lo que solicitó juzgarla por el delito de lesiones graves pero atenuada por emoción violenta.

Melano dijo que en el jurado prevalecieron los testimonios de los testigos, pero fueron centrales las pericias psiquiátricas y psicológicas que determinaron que la acusada presentaba un trastorno de bipolaridad y tenía signos compatibles con la irritabilidad y que el disparador del ataque fue la pérdida de un embarazo que había sufrido meses antes y sumado a un comentario que había realizado la suegra hacia su persona.

La Voz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s