#PREOCUPANTE | CEMENTERIO DE SASTRE AL BORDE DEL COLAPSO

Una preocupante realidad atraviesa la ciudad de Sastre, en Santa Fe, cuyo cementerio local está al borde del colapso, mientras que desde la Municipalidad rechazan la venta de parcelas y también la construcción de nuevas bóvedas.

“La gente no está al tanto de la situación y debemos tomar conciencia. Hoy solamente quedan 30 nichos disponibles, nadie se está encargando de realizar las obras y, para tener en cuenta, la construcción de los mismos tiene un tiempo de duración de unos seis meses”, explicó el Presidente del Honorable Concejo Municipal de Sastre, Leandro Baravalle, en declaraciones a El Litoral.

Asimismo, sostuvo que desde la Mutual del Club Atlético Sastre ya habían advertido en 2020 sobre el inminente colapso: “El año pasado habían planteado el inconveniente. El Municipio no le está dando la posibilidad de acceder a nuevos lotes al privado que construye los nuevos nichos y tampoco realiza las obras”.

“Entonces, le pedimos al municipio que avance con las obras o que le venda tierras como se le está solicitando”, agregó.

Además, aseguró que “hubo reiterados pedidos para comenzar la construcción” de nuevas bóvedas, aunque todas ellas “tuvieron la negativa del municipio”.

“Es algo preocupante”, advirtió, teniendo en cuenta que si los decesos mantienen el ritmo de estos últimos meses, ya no habrá disponibilidad para fin de año.

Según los registros de la ciudad, el promedio de fallecimientos anuales en Sastre es de 60. No obstante, en lo que va de este 2021, el cementerio local ya albergó a 71 nuevos cuerpos. En medio de la pandemia de coronavirus, la situación se vuelve cada día más apremiante.

Frente a esta situación, la intendencia lanzó un proyecto para retirar del lugar a todos aquellos cadáveres con más de 25 años de permanencia.

Sin embargo, el Concejo se negó rotundamente. “No son temas para debatir con tanta liviandad. Estamos hablando de familias que desean descansar todos juntos. Incluso hay quienes compraron un nicho por perpetuidad y ahora se lo quieren quitar”, manifestó Baravalle.

Luego, completó: “No se puede de un día para el otro cambiar el funcionamiento de un lugar donde muchas personas tenemos muchos sentimientos encontrados ahí. Decir en cuestión de horas que el nicho donde vamos a visitar a seres queridos no va a estar más, o va a haber otra persona, es algo que se debe debatir con más profundidad. Es algo que se debe tratar cuidadosamente, es algo cultural, sentimental. No se puede debatir en la frialdad de un papel”.

Con esa misma postura se expresó el concejal del Justicialismo local, Sergio Balbi: “Se planteaba la caducidad de 25 años del nicho cuando hay gente que tiene certificado de perpetuidad. La ordenanza no regulaba la construcción de bóvedas. El problema grave acá es el tiempo con el que disponemos para llevar adelante las obras”.

Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s